sábado, 28 de enero de 2012

AUMENTO DE SUELDO PARA CONCEJALES DE PIRÁMIDES

Los Concejales se aumentaron sueldos. "Sabemos que es una medida antipática", pensaron.







   
     Los nuevos concejales de Puerto Pirámides inauguraron la temporada 2012 aprobando una Ordenanza ejemplar: La de aumentar sus sueldos  y los del Ejecutivo por encima de los porcentajes otorgados a los empleados del municipio.
    Como es natural el salariazo se mantuvo en secreto y tanto el intendente como los concejales sostienen un silencio cómplice sobre la Ordenanza.

          LOS LEGISLADORES
    Los nuevos concejales de Pirámides, ejemplares de la justicia social aplicada hacia sí mismo son:
                                               Javier Roldán, comerciante ladero de Albaini.
                                               Laura Navarro, militante montonera desde los 11 años, asegura. Materia gris del grupo.
                                               Miriam Iriarte y Julián Morón, del Provech. Todos ellos pertenecen a la llamada “banda del Turco”, por Alejandro Albaini, jefe espiritual de la organización.
   
                                               También es concejal, pero por el partido de Das Neves, Cristian Tecay, entusiasta organizador de actividades deportivas y de esparcimiento para chicos del pueblo.
                                               Y en el mediocampo la docente Estela Quiroga y Gloria Martínez, curiosas y distorsionadas expresiones del Frente para la Victoria en Pirámides.

                                    BUEN SUELDO PARA POCO TRABAJO
    El aumento consiste en un 12%, más una trampa, que es la corrección de un índice multiplicador con el que se fija el salario bruto.
    Fácil: aumentaron el índice y aumenta automáticamente el salario.

    Luego de semejante operación de ingeniería salarial los concejales llegan a rozar los 4.000 pesos mensuales.

    Y el intendente cobra una cifra superior, pero misteriosa si se incorporan al bolsillo del único pantalón que usa Alejandro Albaini, los gastos de representación, gastos a rendir y las ingeniosas variantes que disfruta la aristocracia política.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario