sábado, 21 de enero de 2012

SIRI PAGÓ LOS PLATOS ROTOS Y LO EXPULSARON DE LA POLICÍA

A Siri lo mandaron a reprimir y ante el escándalo lo despidieron. A la oficialidad de la Policía le irrita la "nueva política".


     El gobernador Martín Buzzi descargó la responsabilidad de la represión contra los trabajadores de Camioneros en el comisario Néstor Siri a quien expulsó de la jefatura de Policía sin demasiadas explicaciones.
     El subsecretario de Seguridad  provincial Diego Carmona había dicho que la Policía provincial dio cumplimiento a una orden judicial que determinó la represión de los trabajadores de Camioneros.
     La orden de garantizar el acceso a Camuzzi Gas del Sur “fue del juez numero 1 en lo civil y comercial, Faiella Pizzul”, a raíz de un reclamo de la empresa.
   
    “NO TENEMOS NADA QUE VER”
     El Ejecutivo provincial se despega totalmente de todos los episodios, según lo expresó Martín Buzzi.
Nosotros no tenemos nada que ver, garantizó el jefe del gobierno, pero cuesta creerle.
     Vale subrayar que el cogobernador Gustavo Mac Karthy sostuvo un diálogo permanente con su compañero concejal Leandro  Espinosa , antes, durante y después de la represión.     Mac Karthy, igual que Touriñán, y tan amante de las fotos, se borró de los acontecimientos, aunque se sospecha que tuvo directa intervención en la decisión de reprimir y en la posterior decisión de expulsar a Siri.

      ¿CUÁL ERA LA ORDEN ME DIJO?
      La orden judicial ordena a la Policía “colocar personal suficiente a fin de garantizar, actuando en un marco preventivo y disuasorio, el regular ejercicio del derecho a manifestarse y la normal prestación del servicio público”. Así está redactado de forma textual en la última carilla del archivo, al cual accedió diario Jornada.
         “En ningún momento, podrás leer, se habla de desalojo u otra cuestión parecida. Te repito, que se haya mencionado la palabra desalojo me llama mucho la atención”, recalcó el juez trelewense Faiella Pirzzul en declaraciones publicadas por “Jornada”.

         ORDENES IMPOSIBLES DE CUMPLIR       A la Policía le dieron una orden imposible, cual es la de “disuadir”  a 200 trabajadores despedidos para que la empresa Camuzzi siga cobrando las facturas. Es decir ¡disuadir a los Camioneros para dejar sin efecto concreto a la protesta!
      Una orden ridícula por lo menos.

    LA RESPONSABILIDAD DEL GOBIERNO
    La Policía actuó, con las consecuencias por todos conocidas.
          Y el Ejecutivo tuvo intervención directa en el conflicto, aunque lo niega.
          ¿O a alguien se le ocurre que un policía eficiente y profesional como Néstor Siri ordenó la intervención de Infantería sin haber consultado al ministro Touriñán?
         ¿Qué habrá dicho Touriñán ante la consulta de Néstor Siri?
          Nadie del gobierno acusa a Siri de desobediente.
          Todo indica que al comisario Siri le ordenaron reprimir a los manifestantes y, ante el escandaloso conflicto adicional que desató la violencia lo expulsaron de la conducción.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario