sábado, 25 de febrero de 2012

SAN MARTÍN REVOLUCIONARIO, LATINOAMERICANO, GENERAL DE LA PATRIA GRANDE


“Seamos libres y lo demás no importa nada, Vida de San Martín”, la obra del historiador Norberto Galasso, exhibe al Libertador como la gran figura de nuestra identidad.
 San Martín, dice, se construyó con el apoyo de la historiografía liberal en el fundamento identitario de la Argentina oligárquica y agroexportadora. A diferencia de la historia oficial el mito de origen está en la Patria Grande Latinoamericana y en la lucha de los pueblos.
         Lo que sigue también es un fragmento del trabajo de Galasso.
         “La historia da por seguro que el nacimiento se produjo el 25 de febrero de 1778, pero el único elemento probatorio para aquella época, el testimonio de su bautismo, no se ha encontrado.
         “Resulta importante destacar que no pertenecía a casa rica (la familia sufrió penurias económicas), no provenía de ascendencia noble, ni tampoco era hombre de Buenos Aires, ni siquiera se lo podría calificar de “argentino”, no sólo porque la Argentina no existía aún, sino porque el ámbito cultural en que se modeló estaba signado por una simbiosis de influencias hispánicas y guaraníticas (por lo que debió ser inevitablemente bilingüe), ni tampoco compartía los rasgos fisonómicos del blanco europeo, o hijo de europeos, sino que ojos, cabello y tez le daban un perfil indígena o mestizo.
         Es decir, se trata de un indohispano, integrante del sector popular un “oscuramente pigmentado” como calificó alguna vez un legislador conservador a sus compatriotas nacidos en las provincias interiores, o si se lo quiere expresar sin ambages: “un cabecita negra”, “un negro”, según el racismo de ciertos sectores sociales.
         Y esto adquiere importancia porque cuando aún hoy –en discotecas y escuelas  “civilizadas”- se discrimina a chicos provenientes del interior argentino, podrá usarse en su defensa esta simple reflexión: -Cuidado. No lo hagan a una lado. Ese “negrito” bien puede ser un futuro General San Martín.
         En su libro, Galasso da a conocer pruebas, razonamientos y análisis político que brindan una visión diferencia de la historia oficial respecto de la revolución, inicialmente democrática y popular y parte de la revolución liberal española comenzada en 1808 y extendida a América, como advirtieron Alberdi, Manuel Ugarte y otros. Lo define como “un general hispanoamericano, lo cual explica que cruce los Andes usando una bandera distinta de la argentina  marche al Perú con bandera chilena.

                     PROFESORES DESPREVENIDOS
         “En este caso se derrumba la Historia Oficial impulsada por la clase dominante, a través de Mitre. No sólo es falsa la interpretación de Mayo, sino también la de San Martín; y por efecto dominó , caen estrepitosamente de la biblioteca las obras de Vicente F. López, Grosso, Levene y Rojas, Astolfi, Ibáñez y tantos otros, del mismo modo que se hunden las lecciones de tantas inocentes maestras y desprevenidos profesores secundarios, como, asimismo los apuntes desgrabados de las cátedras universitarias hasta hoy más prestigiosas. (…) Sólo un debate amplísimo abierto a todas las corrientes historiográfica, polítias e ideológicas, permita superar la encrucijada.

         “Esta polémica, cierra Galasso, se pronuncia por un San Martín revolucionario, latinoamericano, General de la Patria Grande”.                                                                     

1 comentario:

  1. Interesante seria tambien revisar la historia Sobre otro procer de la patria : "Alberdi". prohombre muy cercano a los afectos del ahora, otra vez, y por fin defensor y vocero de los trabajadores : JJJ Garcia.

    ResponderEliminar