domingo, 4 de marzo de 2012

ABAL MEDINA MOLESTO CON "EL CARGOSO" MARTÍN BUZZI

Abal Medina y Hernán Lorenzino. Primero reían, ahora se lamentan


“Che, la verdad que este Buzzi ya me está rompiendo las pelotas, llama a cada rato por cualquier cosa, no sé, ¿qué le pasa?”. La queja pertenece a Juan Manuel Abal Medina, el Jefe de Gabinete del Ejecutivo nacional.
El protagonismo de los chubutenses en el gobierno de Cristina Kirchner permite al funcionariato local una llegada más que fluida al centro de gravedad del poder institucional y de allí surge la irritada manifestación que citamos.
Según una fuente del gabinete cristinista, el gobernador chubutense utiliza todos los días el “contacto directo” al que acceden los gobernadores y algunos ministros provinciales.

            NÚMEROS FREE
Entre 10 y 15 llamados realiza Buzzi a la Jefatura de Gabinete. Algunas veces se comunica por cuestiones importantes y otras tantas lo hace “por preguntar no más”.
Al principio Abal Medina atendía a Buzzi con la cortesía que todo gobernador merece, pero la reiteración de las llamadas lo situaron al chubutense en la categoría de “cargoso al pedo”.

     KIRCHNERISMO SOBREACTUADO
Los kirchneristas puros sostienen que el comportamiento del gobernador de Chubut responde más a una sobreactuación de su alineamiento con el kirchnerismo que a situaciones que ameriten llamadas a funcionarios que viven en emergencia.
No sólo Abal Medina sufre los persistentes llamados del comodorense a su celular.

         LORENZINO TAMBIÉN SUFRE
La otra víctima es el ministro de Economía, Néstor Lorenzino, que por su condición de madrynense, carga voluntariamente con la decisión de atenderlo.
El hecho es que semejante subordinación ya provocó, primero la risa, y luego la irritación de los ministros.
Cuando suenan los teléfonos y aparece en el visor el nombre de Martín Buzzi, los funcionarios no saben si reír o llorar.
La fuente no precisó si el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Norberto Yahuar, también está en la agenda de nuestro gobernador.-




      

No hay comentarios:

Publicar un comentario