domingo, 25 de marzo de 2012

Gremialistas y funcionarios de Salud en llamas ESTALLÓ LA CRISIS HOSPITALARIA EN CHUBUT



         El conflicto en la salud pública es una de las bombas de tiempo que le dejó al actual gobierno, la cuñada Graciela Di Perna y el Turi Ignacio Hernández. Y por sobre todo Mario Das Neves que, conocedor de la crisis y de la indolencia de sus funcionarios eligió preservar la unidad familiar y atender su carrera política personal dejando el clavo para los sucesores.
         En los ocho años dasnevistas se invirtieron enormes recursos en infraestructura, pero se abandonó al personal, mucamas, enfermeros, técnicos, choferes, mantenimiento, administrativos. Todo quedó en manos de tecnócratas como Facundo Cúneo, avivados como el Dr. Héctor Quiroga o interesados en negocios propios, como Hernández y la cuñada Graciela.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°||

         Víctor Cisterna, ex ministro de Economía advirtió en muchas oportunidades respecto del potencial conflicto en la Secretaría de Salud. “Volcamos enormes cantidades de dinero cada año y siempre se la llevan los profesionales médicos, perjudicando al resto del personal. Esto va a terminar mal”.
         Al menos Cisterna avisó.
         Semejante advertencia fue desoída por la familia Das Neves e ignorada por los funcionarios responsables del sistema, más ocupados en favorecer a su entorno que en el bienestar de los pobres que asisten a los hospitales.
         La desorganización de los sectores de trabajo, la sobrecarga horaria, la ausencia de compromiso de los médicos, la escasa afiliación del personal a los sindicatos, los enfrentamientos entre enfermeros profesionales contra los idóneos, enfermeros contra mucamas, enfermeros contra médicos, médicos de planta permanente contra médicos del programa de calidad, médicos contra odontólogos y otros enfrentamientos estériles e interpersonales, paradójicamente permitieron al gobierno mantener en funcionamiento los hospitales, hasta que un día explotó la crisis.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

         Ya con Buzzi gobernador, el nuevo secretario Osvaldo Luján reprodujo en Salud el miserable acuerdo salarial del 17% en dos etapas instruido por Buzzi.
El convenio satisfizo únicamente a los dirigentes de ATE y UPCN que firmaron a libro cerrado. ¿Habrán pensado Hompanera y Saibene  que los trabajadores de la salud iban a convalidar semejante traición en silencio?
         Evidentemente, a estos dos les interesa nada el destino de sus compañeros de trabajo y firmaron un acuerdo que somete a la mayoría de los empleados a seguir soportando condiciones salariales intolerables.
         La respuesta era previsible. La semana que pasó estallaron las manifestaciones y huelgas en todos los hospitales de la provincia y comenzaron medidas de fuerza que se repetirán en la próxima semana.
Es difícil imaginar una nueva instancia paritaria donde los trabajadores sean expresados por las conducciones gremiales ya repudiadas públicamente, que están fragmentadas, enfrentadas internamente, descabezadas (ATE) y espantadas ante el caos que aportaron a generar.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°|

         Como si fuera poco el drama, el viernes se integraron a la discusión los diputados provinciales que se tragaron todos los insultos cuando no tienen mayor responsabilidad en la crisis. A lo sumo tienen la responsabilidad política de no haber visitado nunca un hospital público. Las excelentes condiciones materiales individuales de los diputados, hacen que para ellos el hospital sea un lugar lejano, al que asisten únicamente para algún acto de campaña, pero ese es otro tema.
Después de todo el Secretario de Salud recién en estos días está conociendo las personas, los sonidos y los olores de un hospital público por dentro. El hombre viene de gerenciar el brazo de una empresa de salud privada, “Swiss Médical Group”. Un pulpo económico, cuyo único y exclusivo interés reside en acumular dinero con la enfermedad de los que puedan pagar.

-          ¿¿Cómo llegó el contador de una poderosa empresa de la medicina privada a administrar la salud pública en un gobierno que dice adherir al proyecto nacional y popular??
-          Hay que preguntarle a Buzzi.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°||
        
         En Legislatura se acordó una reunión para el martes 27. Un encuentro entre decenas de personas donde, por el lado de los funcionarios nadie capacidad de decisión. Ninguno estará en condiciones de prometer un aumento salarial, que es el punto fundamental del conflicto.
         Y por el lado gremial los empleados se pelean públicamente entre sí. Y los gremialistas han degenerado su naturaleza y no se sabe cómo conducirán un conflicto donde están sindicados como traidores.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

         Para agregar problemas a los problemas apareció en la escena la pintoresca diputada Argentina Martínez, aspirante a “custodia” de los intereses de los huelguistas. Parece un mal chiste, pero es verdad.
         Si la diputada guardara silencio y diera un paso al costado, haría un gran aporte a la solución del conflicto.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°|||
        
         Los hospitales de Esquel y Puerto Madryn movilizan y discuten su propia estrategia, que apunta también a conseguir un aumento salarial, aunque no saben cómo ni quiénes negociarán esta alternativa.
         Los hospitales del interior provincial tienen su futuro atado a lo que resuelvan sus compañeros de los hospitales de las ciudades. Pero, protagonizarán el conflicto con medidas de fuerza, con manifestaciones y la movilización de algunos representantes a Rawson y Madryn.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°|||||||

         Más allá del escepticismo que surge del análisis del comportamiento de los dirigentes políticos y gremiales, si hay algo que nos enseña la historia de los últimos años y que brota con fuerza en estas horas, es que nunca hay que bajar los brazos.-  

No hay comentarios:

Publicar un comentario