lunes, 12 de marzo de 2012

LOS PADRES CAMIONEROS DE MARTÍN BUZZI Y EL PADRE BANQUERO DE MAC KARTHY



“El Patagónico”, diario del súper empresario comodorense Cristóbal López publicó hoy un gracioso comentario realizado por Hugo Moyano, jefe de Camioneros y la CGT, en su visita a Comodoro.

Dice el diario:

                       Pero “Marcelo Buzzi” (así lo llamó al gobernador de Chubut) se llevó la peor parte ya que además de afirmar que “no” estaba presente “porque no lo dejan”, Moyano ironizó recordando que en su última visita a Comodoro Rivadavia, cuando era intendente, Buzzi había dicho en su discurso que su padre y su abuelo “eran camioneros, pero en otro acto dijo que eran panaderos; parece que no tenía claro a qué se dedicaba su padre”.





Algunos políticos no tienen límites con la demagogia. De ser necesario involucran en los discursos a los padres, a los hijos, a la esposa o al marido, en la búsqueda desesperada por capturar por un momento la simpatía y el voto del pueblo.



El año pasado en la feroz riña del recuento de votos de la elección Buzzi vs. Eliceche, Gustavo Mac Karthy impostó su enojo ante las acusaciones de ladrón que le propinaban Blas Meza Evans, el Pinda Fernández y todos los diarios y la televisión nacionales: “¡¡Con qué cara vamos a mirar a nuestros hijos cuando nos están tratando de cometer fraude!!”.



Se hacía el ofendido Mac Karthy y clamaba por piedad ante los periodistas de la tele porteña. Se sabe, la prensa no conoce la piedad.

A menos que se los estimule con papel moneda.

Extorsión mutua entre los funcionarios públicos, y los dueños de los diarios y las radios y  la televisión.

Práctica habitual, es cierto, en el vicegobernador Mac Karthy.

Y en los empresarios periodísticos.

Sonrisa de trapecista
Pero volviendo a la cara con que Mac Karthy debería mirar a sus hijos luego del fraude cometido, aportamos aquí algunas malas ideas.

Puede poner la cara que mostró a la prensa el día que traicionó a Das Neves y mutó en kirchnerista.

O puede calzarse la cara que usó la mañana que propuso a su padre Kuki para administrar el Banco del Chubut.

O la cara que puso cuando leyó el Decreto de intimación a YPF Repsol y dijo : “¡¡Esto es un desastre…!!”.

Mejor esa cara no.

____________________________________________________________________

Quizás mejor que ponga la cara que utiliza cada vez que habla personalmente con Meza Evans y Pinda Fernández que lo acusaron de ladrón y fraudulento, en vivo y en directo para toda la televisión argentina.

____________________________________________________


Mac Karthy dejó el teleteatro y ya no involucra a sus pibes.

          Das Neves lo hizo con su hijo Pablito y así le fue.

         Pero, Das Neves había involucrado antes el chaleco de plomo de su cuñada Graciela, y a su esposa, a su otra hija, al novio de la hija, al esposo de su sobrina, a su primo y al primo hermano de su esposa y su cuñada. Pero eso es otra cosa.



         Mac Karthy nada más comete nepotismo con su padre banquero y con su esposa la Ministra.

         Suficiente.



         En la última sesión de Legislatura estuvo a punto de incorporarse a la discusión un Proyecto de Declaración de Interés provincial la visita de Hugo Moyano, que en esas horas cuestionaba con energía el Impuesto a las Ganancias que deben abonar los trabajadores mejor pagos. La iniciativa nació de los diputados sindicalistas del FPV y del Modelo Chubut. Un proyecto transversal, sería.

         Alguno se dio cuenta que el proyecto contenía una fuerte crítica implícita a la política fiscal de Cristina y el proyecto murió.

Pero les llevó un rato darse cuenta.

En realidad hubo un diputado a quien se le ocurrió leer el proyecto. Esa fue la clave. Parece que a muchos no les gusta nada la lectura de los documentos que pasan por sus manos.

Estuvieron a punto todos de cometer un papelón. Todos los del FPV.

_______________________________________________-

En ese contexto, el jueves pasado, el vicegobernador Mac Karthy tuvo la brillante idea de leer por primera vez el Decreto de Martín Buzzi donde le fija exigencias a la multinacional petrolera YPF Repsol.

En un breve cuarto intermedio de la sesión.

Apenas una lectura superficial y se dio cuenta de que el Decreto tiene agujeros legales groseros.

Un diputado dejó que Mac Karthy terminara la lectura del texto y le comentó en rigurosa voz alta: “¡Ese es el nivel de improvisación que tiene el Poder Ejecutivo! ¿Viste lo que es ese Decreto?

-         Esto es un desastre…”, contestó el vicegobernador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario