miércoles, 21 de marzo de 2012

MÁXIMO PÉREZ CATAN AFRONTA EL CONFLICTO SOCIAL

Inéditas movilizaciones en Trelew en reclamo de seguridad
     
         La muerte en las calles de Trelew, el estallido de la crisis hospitalaria, la inusitada violencia que se registra en las últimas semanas, las multitudinarias movilizaciones reclamando justicia, la bronca colectiva por la absolución judicial de los policías acusados del crimen de Julián Antillanca, revelaron al intendente Máximo Pérez Catán con el coraje político suficiente para abordar el conflicto social y la voluntad para buscar soluciones que exceden su responsabilidad institucional.
         “El Chubut”, el diario de los Sáez, señaló en la edición del martes, este comportamiento del intendente de Trelew, calificándolo con acierto como el jefe político de la ciudad.

                    ¿Y EL GOBIERNO PROVINCIAL?
         No es poco, dadas las actuales circunstancias, la gravedad de los conflictos y, fundamentalmente, la alevosa ausencia del gobernador Buzzi, y la borrada del Ministro de Gobierno, Javier Touriñán y del secretario de Seguridad, Diego Carmona, verdaderos responsables de la búsqueda de soluciones.
         El otro dato para destacar es la decisión de Máximo Pérez Catán de salir de su oficina y pararse frente a la masiva e irritada movilización que, en parte maltrató al intendente adjudicándole responsabilidades que le son ajenas.

                   LEJOS DE LA PARANOIA DE MAC KARTHY
        
"Niño bien, pretensioso y engrupido..."

               El dato adquiere mayor relieve si realizamos una fugaz comparación con su antecesor, el pituco vicegobernador Gustavo Mac Karthy.

Hasta el 10 de diciembre pasado cuando los empleados municipales amagaban con realizar una asamblea, Mac Karthy telefoneaba al instante a la Seccional Primera de Policía para que lo protegiera de los reclamos.
Cuando visitaban el Palacio municipal las chicas de los Jardines Maternales reclamando por condiciones salariales humanitarias, Mac Karthy llamaba a la Policía para que lo salvara de los gritos.
Cuando escuchaba el retumbar de los bombos, Mac Karthy llamaba a la Policía para que lo protegiera del mal de ojo.
Además, el acceso histórico del Palacio estaba clausurado y custodiado las 24 horas por policías privados en línea directa con la Seccional Primera.
         Hoy, el acceso principal de la Municipalidad está abierto a todo el mundo en cualquier circunstancia y la comuna dejó de ser el bunker inaccesible para los comunes en que se había transformado el edificio público.

                   UNA CUESTIÓN PATOLÓGICA
         Como atenuante, podemos decir que la condición de paranoico del vicegobernador Mac Karthy justifica en parte su miedo a la gente de a pie.
         Lejos de esta patología, con otros argumentos, brillaron por su ausencia los ministros del Ejecutivo provincial que viven en Trelew, los hermanitos Punta, Adrián Maderna, Lali  Maza, Graciela Dufour, los subsecretarios de Trelew que pueblan Casa de Gobierno, los diputados provinciales y otros rentados de menor jerarquía política o institucional.

            ¡¡CÓMO SE BORRARON “COMPAÑEROS”!!
         Vale registrar en la memoria estos comportamientos políticos del funcionariato oficialista. Con el paso de los días, lo que hoy es dramático mañana es habitual y nuevos problemas nos ocuparán.
Y en poco tiempo escucharemos los cantos de sirena, las promesas de felicidad y las autorreferencias de quienes, ante las situaciones críticas, se esconden detrás de los vidrios polarizados de sus automóviles.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario