sábado, 17 de marzo de 2012

REPSOL ACUDIRÁ A LA JUSTICIA ESPAÑOLA

      
La petrolera española YPF Repsol anunció que demandará judicialmente a la Argentina, como respuesta a la reversión de las concesiones de dos áreas de explotación en las provincias de Chubut y Santa Cruz.
  A LA JUSTICIA ESPAÑOLA                                                                                                                   La multinacional acudirá a los tribunales de Madrid, España, instancia prevista en los contratos de concesión firmados en la década del 90 entre el Estado Nacional y Repsol, en el marco del proceso de privatización de la empresa nacional y su posterior liquidación.

 La sujeción de los Estados nacionales a Tribunales internacionales controlados por los países dominantes en detrimento de los países denominados “emergentes”, “subdesarrollados” o del “tercer mundo” se produjo como producto de la aplicación del Consenso de Washington.
La transferencia de los recursos naturales de la Nación a las provincias se produjo a posteriori del remate de la empresa nacional; y la aplicación de aquella transferencia recién se alcanzó a partir de la denominada Ley Corta, en el año 2006.

A poco tiempo de ponerse en vigor la Ley 26197, conocida como "Ley Corta", el gobierno del Chubut cerró un acuerdo con la multinacional inglesa Pan American Energy, por el cual se otorga a  la empresa  el usufructo -prácticamente incondicional y hasta su agotamiento- de las reservas hidrocarburíferas de una de las cuencas más ricas del país.

Mac Karthy, la cara más dura

Señalemos el grotesco y la dureza de cara del vicegobernador Gustavo Mac Karthy celebrando  eufórico, en mangas de camisa “la histórica” decisión del gobierno chubutense de recuperar la intervención del Estado en la administración de los recursos de propiedad colectiva.
 Recordemos que su padre César Mac Karthy, hoy administrador del Banco del Chubut, fue protagonista singular en el proceso de remate del Estado Nacional. Fue senador nacional, presidente de la Comisión de Energía de la Cámara Alta y Secretario de Energía de Carlos Menem.
Como premio, al abandonar el gobierno, Menem le regaló la propiedad del Registro Automotor de Trelew, caja de recaudación de miles y miles de pesos, que cedió como regalo de bodas a su hijo Gustavo.
Para ellos,  en la década del 90 el negocio fue el remate del patrimonio nacional, mientras que en esta etapa, de 2003 a esta parte, el negocio es disfrazarse de nacionalistas y estatistas.

Más allá de estas cuestiones que no son anecdóticas, falta que el gobierno nacional defina la estrategia a mediano y largo plazo respecto de YPF, empresa testigo en materia petrolera energética.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario