domingo, 13 de mayo de 2012

En el control de Seguridad e Higiene OTRO CIMADEVILLA EN EL GOBIERNO


            El abogado Julián Cimadevilla, es uno de los nuevos funcionarios jerárquicos del plantel de la Secretaría de Trabajo. Detenta el cargo de Director General de Seguridad e Higiene y Riesgos del trabajo, oficina estratégica en la detección y la resolución de los conflictos cotidianos en el mundo laboral, en el ámbito del Estado y en la faz privada.
         Julián es hermanito del subsecretario de Trabajo, Simón, e hijo de Puchi, el segundo hombre en la Oficina Anticorrupción y sobrino de Mario, el radical Senador de la Nación.
         También el abogado tiene notables condiciones para la pesca deportiva, actividad en la que llegó en numerosas oportunidades al podio de los triunfadores.

              TARIFAS PROMOCIONALES
         Julián ya había sido funcionario en la Subecretaría de Trabajo, en las oficinas de la Delegación Trelew, a cargo entonces de Leonardo Flori.
De allí fue obligado a renunciar acusado de convertir la repartición en un negocio personal.
         Cimadevilla atendía en la Subsecretaría a trabajadores con conflictos individuales, en su mayoría albañiles empleados en pequeñas empresas; allí se comprometía ante los “clientes” en conflicto a “hablar con la empresa”, pero y le cobraba una tarifa por la gestión.
Embolsaba unos 100 pesitos por cabeza, allá por el año 2009.
        
El incremento de la actividad económica en la región con la consecuente generación de conflictos de intereses entre patrones y trabajadores, convirtieron el humilde cargüito de asesor laboral de la Subsecretaría de Trabajo en un buen kiosco donde se cobraba a diario y al contado rabioso.
         Cuando se trataba de un problema más complicado, Cimadevilla redactaba una Carta Documento donde consignaba como domicilio legal del obrero despedido el Estudio Jurídico particular de los hermanos Cimadevilla junior’s, en la calle Leandro N. Alem casi esquina Don Bosco de Trelew.
         Los empleados de Trabajo recuerdan que Cimadevilla “estaba re cebado” con el curro y que actuaba ajeno a la legalidad con la tranquilidad de quien ejerce un derecho.

           “VOLVERÉ PRONTO”
         Claro, algunos trabajadores estafados lo denunciaron, primero de palabra, luego formalmente y más tarde a la prensa.

         Tuvo que renunciar de mala gana para evitar un escándalo público y dejar “pegada” a la familia. Igual se fue de la Subsecretaría sin sumarios administrativos, ni denuncias en la Justicia. Entre bueyes no hay cornadas.
Se despidió con una gran sonrisa y prometiendo volver pronto.

         Así fue. De la mano de su hermano Simón, el actual Secretario de Trabajo que abandonó el ultradasnevismo y ahora es buzzista, Julián fue instalado como Director General de Seguridad e Higiene y Riesgos del Trabajo.
         Volvió con todos los honores. Y con más jerarquía institucional.

           INTERESES PERSONALES
         Los gremios de la CGT lamentan la designación de Julián Cimadevilla en la estratégica oficina de control. Lo consideran un personaje peligroso, que responde a intereses personales, por encima de la seguridad de los trabajadores, la higiene laboral y el alivio de los riesgos en el trabajo.-

1 comentario:

  1. los cimadevilla son todos unos mercenarios inescrupulosos. HIJOS DE PUTA AL IGUAL QUE BUZZI

    ResponderEliminar