domingo, 7 de octubre de 2012

El naufragio de "La Tanita" A MI HERMANA LA MATARON



Valeria Ramos, Guardafauna de 25 años. Víctima fatal de funcionarios indolentes.

   “A mi hermana la mataron”, repite Carmen Ramos, hermana de Valeria Ramos, la guardafauna de 25 años que en octubre de 2009 falleció ahogada en el naufragio de “La Tanita”, en aguas de Puerto Pirámides junto al capitán de la lancha Germán Ferreyra y el fotógrafo Alberto Patrián, en un irregular y trágico avistaje de ballenas.

   La acusación fue formulada en el programa televisivo Día G, que conduce Esteban Gallo en la productora de televisión Antaxus, que emite su señal de cable por Canal 3 de Trelew.
   La joven Valeria Ramos era empleada semi legalizada del Estado provincial y fue embarcada en una improvisada comisión de servicios, sin cobertura de seguro de vida para trabajos en el agua, sin el entrenamiento profesional mínimo, sin las acreditaciones profesionales para navegar y en un procedimiento administrativo, por lo menos, irregular.
  El expediente de la comisión de servicios se armó de apuro, e ilegalmente, un sábado por la tarde, varias horas después de la desaparición de la empleada.
   La administración irresponsable de las cuestiones públicas por parte de un conjunto de funcionarios y la improvisación permanente arrojaron el irreparable costo de tres vidas.
 
                    PAPAIANI SE LAVÓ LAS MANOS
 La titular de la secretaría de Turismo cuando se produjo la tragedia, era Florencia Papaiani  en su faz dasnevista. Hoy es funcionaria buzzista encapsulada como secretaria ministra en el área de Planeamiento.
 Producido el desastre en el golfo Nuevo, Papaiani se lavó las manos ante la prensa en general, y con esmero particular en el sumario administrativo. Aquí descargó culpas en un subordinado llamado Casín, empleado con responsabilidades jerárquicas en la administración y en la organización operativa de Turismo. Un tipo estratégico en la oficina. También la responsabilidad del manejo de Turismo estaba (hasta hace pocos días) en manos de Natalia Leske, funcionaria permanente y de Susana García.
Papaiani perezosa y displicente. Hoy es ministra.
       
 Directivos de la Dirección de Sumarios consultados en aquel entonces destacaron que la única preocupación de la subsecretaria Florencia Papaiani fue desligarse de toda responsabilidad y descargó culpas en todos y cada uno de sus colaboradores.

“La Tanita” había sufrido un naufragio tiempo atrás y se presume que no estaba en las condiciones ideales para navegar. El capitán, aunque idóneo, no contaba con la acreditación como tal.
En aquel atardecer, en Pirámides no había viento, el mar estaba calmo. El capitán sabía al detalle la zona donde navegaba.
 Aun son desconocidos los motivos del hundimiento.
             
                       “UNA RESTINGA…”
Al día siguiente del episodio decía el diario La Nación:  Si bien hasta anoche no estaba claro qué había sucedido, el secretario del juzgado federal de Rawson, Mariano Miquelarena, dijo a LA NACION que el accidente se habría producido por el impacto de la embarcación contra una restinga.”
  La afirmación del funcionario fue descartada de inmediato por todos. Luego por la realidad. El casco fue rescatado a 100 metros de profundidad y estaba entero, como pudo observarse en fotografías publicadas por diarios locales.
 Pero el judicial Miquelarena nunca se rectificó.

                     FUNCIONARIA ESCONDIDA Y SOSPECHAS
   En el reportaje realizado por Esteban Gallo, Carmen Ramos puso de relieve la responsabilidad política de Florencia Papaiani, entonces subsecretaria de Turismo de la provincia.  Papaiani “es una persona muy baja, jamás se apareció, ni dio la cara, hacía llamar al secretario (Jones, hoy funcionario de Lotería). Al año dijo que iba a venir a visitarnos –agregó Carmen Ramos- pero nunca se apareció y aun no la hemos visto personalmente”.
  La entrevista del periodista fue respetuosa y despojada de sensacionalismo.
  Junto a su madre, la hermana de la guardafauna fallecida sostuvo que las víctimas “vieron algo que les costó la vida, estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado y los hicieron callar. A mi hermana la mataron”, afirmó sin dudas.
  También Carmen Ramos hizo referencia a las hematomas y cortes que pudo observar en el rostro y en el cuerpo de su hermana y lamentó la imposibilidad de efectuar una autopsia como reclamó oportunamente a la Justicia.

                    TESTIGO CONTRADICTORIO
  Ambas subrayaron las contradicciones en los dichos del guardafauna de la Lobería de Pirámides, Marcelo Franco. Según la familia de la víctima, Franco les había informado que en la tarde de la tragedia había observado a la embarcación “La Tanita” junto a una lancha de Prefectura Naval Argentina.
Sin embargo, días después en su declaración formal ante la Justicia se desdijo totalmente de su afirmación original.
Tal contradicción “fortalece nuestras dudas y nuestras sospechas” afirmó Carmen Ramos.

                     TRASLADOS INMEDIATOS
  La hermana de la joven guardafauna también observa que a pocos días del naufragio “cuatro miembros de la delegación Puerto Pirámides de Prefectura fueron trasladados a otros destinos”, sin que existieran explicaciones.
  “El prefecto está metido en esto”, aseveró Ramos.
  Carmen Ramos indicó que la investigación penal tendría que estar orientada hacia los hombres de la Prefectura Naval Argentina, pero no minimiza la responsabilidad de Turismo y el Gobierno.
  Para comenzar, los investigadores cuentan con frondosa información de parte de los trabajadores del pueblo que conocen los acuerdos entre Prefectura y los empresarios balleneros para evadir controles de seguridad, falsificar registros de turistas que ingresan al mar y evadir impuestos a mansalva, entre otras virtudes. Con el consentimiento de los funcionarios de Turismo, claro.

                “FUNCIONARIOS ESCORIA”
  Así también Carmen Ramos calificó a los responsables de Turismo encabezados por Florencia Papaiani como “funcionarios escoria”.
  La hermana y la mamá de Valeria Ramos cerraron la entrevista comprometiéndose a no descansar hasta alcanzar la verdad.
Germán Ferreyra
  Aun continúa desaparecido Germán Ferreyra, papá de un niño singular llamado Felipe de tres años.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada