viernes, 30 de noviembre de 2012

La chica que limpia DENUNCIA CONTRA FUNCIONARIO MUNICIPAL


El Poder Ejecutivo Nacional envió al Congreso el proyecto de Ley de Trabajo Doméstico.
La iniciativa prevé una jornada máxima de ocho horas, 50 por ciento adicional por horas extras y 100 por ciento el sábado; con aguinaldo, vacaciones pagas, seguro de riesgo de trabajo y negociación salarial tripartita en una Comisión Nacional de Trabajo de Casas Particulares.

                       CULTURA DEL NEGREO
La aprobación del proyecto llevaría una brisa de justicia a uno de los sectores más sacrificados del mundo del trabajo, muchas veces, o casi siempre, sometido a ilegalidad laboral,  salarios de hambre, arbitrariedades, malos tratos y horarios regulados por las conveniencias o las necesidades de los patrones.
“La chica que limpia” no cobra horas extraordinarias, no tiene vacaciones, no cobra aguinaldo y no tiene derecho a ninguna indemnización, en caso de que se interrumpa la relación laboral.

Los empleadores son, en general, los sectores más acomodados, los privilegiados de la sociedad: Profesionales, funcionarios públicos, gente de buen pasar.
Las empleadas son, siempre, mujeres humildes y jóvenes que no encuentran otra salida laboral que limpiar casas ajenas a cambio de un salario para sobrevivir.
En caso de alguna diferencia, los empleadores despiden a su personal “doméstico” sin más trámite que la expulsión de palabra.

                            NOEMÍ EN TRELEW
Noemí, víctima de un sistema que para algunos es “uso y costumbre de la explotación” formuló una grave denuncia, según informó la Delegación Trelew de la Secretaría de Trabajo, contra su empleador: el secretario de Prensa de la Municipalidad, Abel Cheín.
La señora denunció que su patrón, luego de seis meses de trabajos en negro en el domicilio del funcionario, fue despedida sin causa
Según la presentación, el despido se produjo cuando la empleada reclamó “el blanqueo” de su relación laboral y el pago del Sueldo Anual Complementario, aguinaldo, que le corresponde luego de seis meses de labor.
Fue despedida y acusada de robar pertenencias de la familia empleadora.

                       “LIBERTAD DE PRENSA”
La trabajadora doméstica también quiso hacer pública su situación y luego de las formalidades en la Secretaría de Trabajo, con las pruebas en mano fue a la redacción de diario “El Chubut”, el diario de la Patagonia.

Allí la empleada recibió una lección de lo que se denomina “libertad de prensa”.
Uno de los responsables de "la política" de la redacción de “El Chubut” le informó que “el diario está arreglado con la Municipalidad, así que aquí no te vamos a publicar nada”.
En la redacción le sugirieron que “vaya a otro lado a denunciar”.

En amarga ironía la empleada despedida había visitado la redacción del diario vistiendo una remera que identificaba su pertenencia al proyecto “Máximo intendente 2011”, sector para el cual militó hasta hace semanas atrás.

Seguramente la Secretaría de Trabajo exigirá al funcionario Modelo Chubut que modere su mezquindad y cumpla con la Ley.


1 comentario:

  1. Que se puede esperar de este DELINCUENTE (con todas las letras y con MAYUSCULA)si maltrata a los empleados de sù àrea y las que no se acuestan con èl las hecha.Porque no vè el señor intendente estas cosas que pasan en su propia nariz.Hechalo por corrupto.Paga delincuente

    ResponderEliminar