domingo, 11 de noviembre de 2012

Trelew HOMENAJE A SALVADOR ALLENDE



Ayer sábado, el Estado rindió homenaje al ex presidente chileno Salvador Allende con el descubrimiento de un monumento en el acceso Este de Trelew en la avenida del mismo nombre.
La obra artística fue realizada por el escultor José Luis Hamzé, autor de otras simbologías en espacios públicos de Trelew.

La ceremonia tuvo como protagonistas al intendente Máximo Pérez Catán y a los diputados Jerónimo García, Raquel Di Perna, Anselmo Montes, los secretarios Raúl Villalón y Carlos Arzán y el concejal Oscar Miranda (UCR), más expresiones sociales y políticas de la comunidad chilena.

                                            BIOGRAFÍA
La ceremonia oficial contó con la lectura de una lavada biografía del ex presidente, donde se destacaron virtudes como la perseverancia y las convicciones democráticas de Allende. El Ceremonial de Máximo destacó que fue el primer presidente socialista de Latinoamérica que accedió al poder de las instituciones mediante el voto y citó la “permanente oposición de la ultraderecha”.
La minuta leída en tono monocorde, casi administrativo, expresaba que Salvador Allende “murió” siendo presidente. Simplemente, sin recordar que la aviación chilena bombardeó el palacio de la Moneda, que el ex presidente fue asesinado y que a partir de allí el dictador Augusto Pinochet encabezó una sangrienta dictadura durante 17 años.

Las palabras del dirigente de la asociación de residentes también fueron magras y no alcanzaron a describir el contenido ideológico del gobierno socialista, los intereses afectados por las reformas del gobierno popular, ni el coraje sin límites de Salvador Allende.

El escultor Hamzé fue sincero; reconoció que cuando le encomendaron la obra no conocía a Allende, a quien citó como “Alende”, y dijo que tuvo que leer la historia para interpretar la figura.
Hamzé, odontólogo diperneano ex funcionario de Salud, también esculpió el monumento "Los carneros", en el acceso Norte de Trelew. Luego, quizá orientado a observar la realidad social creó  "Los canillitas", frente a la Terminal de ómnibus. Esta última fue arruinada por algún enfermo social. Habría que restaurarla.

La obra artística sobre Salvador Allende fue financiada por la subsecretaría de Trabajo en la gestión de Jerónimo García. Superadas, la transición en la comuna entre Mac Karthy y Pérez Catán y la burocracia, pudo ejecutarse el trabajo que ayer se inauguró oficialmente.
Tal vez al reconocer la autoría política del homenaje, los funcionarios provinciales se desorientaron y brillaron por ausentes. Tampoco aportaron sonrisas “los mackarthy”, tan afectos a la estética urbana de este pueblo.
En la soleada mañana, participaron del acto, escucharon a los músicos y observaron los bailes tradicionales en la calle, algunos vecinos del barrio, peronistas cimarrones y pibes en bicicleta.
Salvador Allende, armado, cuando el ejército bombardeaba el Palacio de la Moneda.

La vida y las acciones de Salvador Allende no reciben el reconocimiento histórico que merecen. Tiene dimensión en la memoria de los militantes formados en los años 70, pero es menos conocida por las nuevas generaciones.

                            EL ASESINATO DE ALLENDE
El diputado Jerónimo García habló en el cierre del acto homenaje. Aludió al contexto histórico de aquellos acontecimientos, dramáticos para los pueblos, recordando que el golpe de Estado contra Allende fue sucedido por la dimisión obligada de Héctor J. Cámpora en nuestro país, y la continuación de las fracturas de las democracias en el Sur de América.
García cuestionó las versiones de sectores políticos interesados que instalaron como versión histórica un supuesto “suicidio” de Salvador Allende el 11 de setiembre de 1973.
“Nosotros elegimos creer en la coherencia política que tuvo Salvador Allende en toda su vida y creemos que murió como un héroe del pueblo, con el casco puesto”, enfatizó el legislador. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario