martes, 22 de enero de 2013

Un político en la Jefatura LLEGA ELICECHE AL EJECUTIVO CHUBUTENSE



Por el boletín oficial con logo del diario El Chubut, el Ejecutivo inauguró una versión de gobierno “kirchnerista mejorado” con la designación del diputado nacional Carlos Eliceche como ministro Coordinador de gabinete. La decisión de Martín Buzzi, según el escrito oficial, agrega la incorporación de Sergio Sardá, contador de Yauhar, como ministro de Economía.

Foto de la tele hace no tanto tiempo.

Los espacios estratégicos del Estado provincial quedan bajo propiedad política del Frente para la Victoria, en general, y en particular de Norberto Yauhar y Eliceche, ya al comando del gobierno.

Y también queda al desnudo la incapacidad política de los sucesivos colaboradores directos elegidos por Martín Buzzi, generadores de conflictos más que de soluciones, o que pasaron inadvertidos por la administración del poder.
La incorporación a la gestión pública de funcionarios "oriundos del sector privado" constituyó un fracaso. Tanto como la acción de los funcionarios que practican la ideología de la gestión, ante la ausencia de proyecto político y de contenido  ideológico del gobierno.
 
Eliceche llega a la jefatura de Gabinete en el momento más crítico de su conducción en el territorio madrynense. 



En esta nueva “repartija” de poder, Buzzi sacrifica a dos piezas de su confianza, Ricardo Trovant y Gabriela Dufour. Y de paso el gobernador le amputaría los dedos a Gustavo Mac Karthy empujando la fuga de uno de los hermanitos Punta, de Obras Públicas. Esta última oficina, la de Infraestructura, sería capturada por algún hombre que responda al caudillo intendente de Comodoro, Néstor Di Pierro, otro de los socios propietarios del gobierno.
Mientras tanto el polifuncional Miguel Montoya migraría definitivamente a la Policía donde respira como pez en el agua, según sus colaboradores.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 
 

Unos caballeros...

La llegada de Eliceche a Fontanta 50 fue recibida como un cachetazo por el intendente de Madryn, Ricardo Sastre, enfrentado en el plano personal, deportivo, social, institucional, territorial, político, comercial y económico con el diputado.

El odio entre ambos dirigentes y sus familias constituye la contradicción principal y el motor en el negocio de la política madrynense, por encima de radicales o peronistas, patricios o cabecitas, dasnevistas o kirchneristas y/o cualquier diferencia de mayor o menor profundidad.



Prueba de ello es la asunción del solemne Enrique D’Astolfo como secretario de Gobierno municipal. El hombre de los discursos de fuego, es dirigente del ultra kirchnerista Movimiento Evita a nivel nacional, pero dasnevista a nivel local, y más que nada y que todo, contra de Eliceche.

Intentando despegarse de la disputa electoral que enfrenará al gobierno provincial con Mario Das Neves, Ricardo Sastre pretende adelantar la fecha para la elección parcial de concejales que prevé la Carta Orgánica municipal para este año. Total... la gente no se da cuenta de nada, suponen.

La torpe maniobra contiene hipocresía, elude la lealtad a los encuadramientos, esconde las pertenencias políticas y alienta la desconfianza de una población amenazada por el cierre de las pesqueras, actividad que emplea, directa o indirectamente, a miles de trabajadores. 
El grupo de estrategas del mellizo Sastre aspira a que la realidad nacional y provincial no contamine a los políticos madrynenses que pareciera viven en una dimensión superior a la de los chubutenses ordinarios.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 



.
Marcial serruchó a Cimadevilla y ahora va por los Directores mackarthystas.

Funcionarios varios de segunda línea en la administración pública provincial encuadrados en el gustavomackarthysmo, está siendo presionados para que renuncien a sus cargos y ser reemplazados por nuevos directivos originales de Comodoro Rivadavia.

Es así que progresivamente, o progresistamente como gusta creer la diputada Ica Martínez, la distribución de porciones de poder institucional cambia de manos y los cargos en Trabajo están siendo capturados por comodorenses que reportan fidelidad con el intendente Di Pierro.



Luego de la renuncia obligada de los hermanos abogados Cimadevilla en  la Secretaría de Trabajo y asumido Marcial Paz como jefe de la oficina, comenzó una cacería contra los Directores que responden a Mac Karthy.

El vicegobernador recordó a su gente la orden de “jamás renunciar a los cargos” y de aguardar porque “voy a hablar este tema con Martín Buzzi”.



Parece que hablar, hablaron, pero Marcial Paz ya desalojó a los Directores de sus oficinas, les quitó funciones, anuló comisiones de servicios, desautorizó viáticos, los bajó de los autos oficiales y les recortó los beneficios salariales que cobraban como Adicionales. Y les dijo que se vayan…

“Aguanten que voy a hablar con Martín”, repite con fastidio Mac Karthy a sus dirigidos políticos condenados al despido.

Trelew te acompaña.

El diario porteño La Nación en su edición de hoy se refiere al “efecto Cobos”, comparando a Gustavo Mac Karthy y a otros vicegobernadores con el paradigmático traidor ex vicepresidente.

Esto dice el diario: “Una situación vinculada a otro tipo de acto se dio en Chubut. El gobernador Martín Buzzi y su vice, Gustavo Mac Karthy, quedaron enfrentados por la participación en el evento organizado por el Gobierno para la llegada de la Fragata Libertad a Mar del Plata. Buzzi se encontraba de vacaciones en Cariló, mientras el vice en funciones realizaba una gestión que, según sus propias palabras, imponía un "estilo propio".
Mac Karthy declaró que representaría a la provincia en Mar del Plata para el acto del 9 de enero. Sus planes despertaron el rechazo del gobernador, quien insistió en que la invitación era "personal, no institucional", e impidió la llegada de Mac Karthy al palco principal.
Las diferencias entre Mac Karthy y Buzzi se encuadran en un conflicto territorial del PJ provincial. El gobernador representa los intereses de Comodoro y la región petrolera, mientras que Mac Karthy tiene su base política en el Valle. En varias ocasiones, Mac Karthy fue acusado de "conspirador" por políticos cercanos al gobernador, cierra el diario de la familia Mitre.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Pedraza jefe de la Unión Ferroviaria acusado de un crimen. Balean a tercerizados en Avellaneda pero son convocados en Chubut para asistir a precarizados.
  Luego del papelón nacional superado por la intervención del ministro del Interior Florencio Randazzo, el gobierno provincial dio marcha atrás en el conflicto con los trabajadores de La Trochita.
Finalmente reincorporó a los seis despedidos y aceptó convocar a la Unión  Ferroviaria y a la Fraternidad a una “mesa” de diálogo. El insólito e innecesario conflicto creado por los funcionarios del Ejecutivo y alentado por el vice Mac Karthy quedó desactivado.

Curioso, o no tanto, es que los trabajadores de La Trochita acudan a los dirigentes de la Unión Ferroviaria y La Fraternidad que los abandonaron a su suerte cuando el menemismo cerró el ramal y despidió a todos los empleados.
Dirigentes millonarios, encarcelados por asesinar a tiros a Mariano Ferreyra para impedir el pase a planta de trabajadores precarizados en Buenos Aires; dueños del ferrocarril Belgrano Cargas y socios propietarios de grandes empresas de propaganda contratadas por los dueños de los trenes privatizados en todo el país, fueron convocados por los ferroviarios del Chubut. Las ovejas llaman a los lobos. Las víctimas del desguace del Estado le piden auxilio a los empresarios sindicalistas privatizadores.


Lo que no se desactivó fue la operación para transitar hacia la privatización de La Trochita y el Centro de Deportes de Invierno La Hoya.
Realizada una enorme inversión durante años por parte del Estado, los empresarios privados pretenden quedarse con el paquete de las ganancias. Ya publicaron por los diarios de Esquel las bondades del “sistema mixto” y aparecieron las voces empresarias que apoyan la idea.
En esta orientación el ex vicegobernador Vargas, los hermanos Fernández, la transversalidad kirchnerista y buena parte del stablishment esquelense interesado en el negocio personal, alientan el retorno al Estado bobo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario