jueves, 24 de enero de 2013

Valle del Chubut CONTRADICCIONES DE LAS ECONOMÍAS MARGINALES



Aquella descalificación del intendente comodorense Néstor Di Pierro hacia las poblaciones del Valle del Chubut porque “ustedes viven en una región que es productora por naturaleza de nada, papas, batatas y cerezas”, dejó al desnudo la ausencia de proyectos políticos productivos en los últimos 40 años y la escasa materia gris de nuestros dirigentes, aptos solamente para gestionar exenciones impositivas para los empresarios. Y cabalgar de un cargo a otro.

                          POLOS DE DESARROLLO
El fallecido dirigente Gustavo Peralta, uno de los cuadros más sólidos del peronismo, informaba que a principios de los años 70, impulsada por la teoría de los polos de desarrollo generada desde la Universidad Nacional del Sur, de Bahía Blanca, comenzaba la gestión para la instalación del parque industrial sintético de Trelew, proyecto encendido por los beneficios de la promoción industrial que brindaba exenciones impositivas extraordinarias a las empresas. 
Obreros de la textil Sedamil.

El emprendimiento se articulaba con el proyecto de creación de un polo petroquímico en Comodoro Rivadavia y la explotación de la industria de la madera en la región cordillerana. Estas iniciativas dieron soporte a la pavimentación del triángulo vial  que une las tres regiones más desarrolladas de la provincia.
 Y en ese contexto se produjo la gigante inversión para la construcción del dique en Futaleufú y el transporte de la energía eléctrica para abastecer a la empresa Aluminio Argentino en Puerto Madryn. Todo lo anterior y en el golfo, Aluar y la creación de las áreas geográficas protegidas para la explotación del turismo como actividad empresaria, producto de Antonio Torrejón y Pepe Castro, son los últimos proyectos estratégicos de nuestra clase dirigente.

                                       ACTIVIDAD EXTRACTIVA
Néstor Di Pierro. Inspirado en el pensamiento del arquero Chilavert.
Demás está decir que el proyecto de polo petroquímico para Comodoro fue abandonado sin comenzar, y, como sabe el orgulloso Di Pierro, la actividad en el Sur del Chubut consiste en la extracción de miles de miles de barriles de petróleo crudo que se llevan las multinacionales, sin más control que una declaración jurada, a cambio de unos cuantos buenos salarios y más o menos regalías que distribuye el Estado provincial. Nada es tan virtuoso en el proceso económico comodorense,  como para justificar semejante soberbia.

                         PESCA Y LAVADEROS DE LANA
Las explotaciones industriales de pescado y los lavaderos de las lanas de oveja de todo el país en el parque industrial de Trelew, son actividades que surgieron en las últimas décadas y, como es público, están en crisis de ganancias; por falta de materia prima por sobreexplotación de mares y suelos y catástrofes naturales, por las contradicciones del sistema económico, por los bajos precios y por un universo de dificultades.

Graves los problemas y pobres las propuestas de nuestros burgueses y de los funcionarios, (salvo excepciones), para superar la caída de puestos de trabajo. Del trabajo de los hombres y las mujeres que son los que generan la riqueza para nuestros burgueses y funcionarios (salvo excepciones).


                                  “PAGAR MENOS Y GANAR MÁS”
Los criadores de ovejas más fuertes encuadrados en las sociedades rurales más poderosas y con dirigentes en el gobierno provincial, se comportan de acuerdo a su naturaleza de patrones de estancia: Reclaman la baja de las retenciones, pagar poco o nada de impuestos.
El gobierno nacional, vía ministros Lorenzino y Yauhar ya les dijo rotundamente que no. Parece que no lo recordaban.

La S.R.A. cuestiona también la posibilidad de elevar los derechos de exportación o de prohibir la venta externa de lana sucia “con el supuesto fin de mejorar la capacidad ociosa de las industrias lavadoras y de reducir el precio de la lana sucia en el mercado interno para beneficio de unas pocas empresas y en detrimento de cuantiosos productores", dijo Luis Miguel Etchevehere, capo máximo de la Sociedad Rural Argentina a Noticias Argentinas.

                       “COSTOS LABORALES”
Los empresarios exportadores de los lavaderos de lanas se lamentan porque “el costo laboral trepa al 40%” y “debería ser del 20% para competir mundialmente”. (Marcos Gallia, Cámara Industrias Laneras a FM El Chubut)
También gritan al cielo porque las retenciones por exportación de lana procesada alcanza el 5% y por la exportación de lana sucia pagan el 10%.
Por supuesto que quieren pagar menos, o nada.
Pero al día de hoy no tienen stock para trabajar y adelantaron las vacaciones de 2014 al personal para evitar despidos masivos, dicen.
La solución que acordaron con el gobierno nacional por ahora, es importar lana.
Señalemos que el proceso de la industria del lavado es altamente contaminante.
Las industrias laneras ocupan 700 obreros y vincula 2.000 trabajos indirectos, según Marcos Gallia, de la Cámara de Industrias Laneras Patagónicas.

Simplificando: Los grandes ganaderos exigen bajar las retenciones y quieren exportar lana, porque les convienen los precios y no quieren resignar ganancias. Y los industriales lavadores tienen que comprar lana en el exterior para mantener las empresas en marcha.

                                                 “EVASORES”
Los empresarios comerciantes agremiados como Guillermo Paats del Turismo de Madryn se quejan por los “costos laborales” y por la contratación de empleados “en negro” que practican sus colegas y por los emprendimientos “informales”. Se refieren a los vendedores ambulantes de alimentos, a los artesanos y a otros autónomos que sobreviven y no pagan impuestos.
                                      
                                      "EMPLEADOS CAROS"
Rubén Villagra. Cámara de Comercio Trelew. No aporta una idea.
Idéntica proclama bate el dirigente comercial trelewense Rubén Villagra, que además de lamentar las obligaciones para el empleo legal, cree en la solución de retornar al sistema impositivo de la Promoción Industrial de los 70 y las producciones industriales sintéticas.

                                  TRABAJADORES AFUERA
Más lúcido que los comerciantes trelewenses aparece Sergio Cárdenas, de AOT, que igual que Oscar Secco en los años 80, reclama estimular la industrialización de la materia prima regional, darle valor agregado, que le dicen. Y también subraya Cárdenas la necesidad de la intervención estatal a favor de la producción y en defensa de los sectores más débiles de la ecuación: Los que trabajan.
Los funcionarios provinciales convocan a reuniones con las patronales, pero evitan la presencia de los sindicatos.

                                     PRODUCCIÓN DE LA TIERRA
                                                           
La irrigación de tierras de la meseta para explotaciones agrícolas, proyectos tamberos, producción de forrajes y la construcción de un mercado concentrador de frutos, resurge como la única posibilidad concreta de orientar hacia la producción la economía de la región.
La recuperación de la idea, conducida por el ministro nacional Norberto Yauhar va tomando consistencia; ya cuenta aprobación legislativa el pedido de financiamiento de 100 millones de pesos y avanzan algunos ensayos productivos.
Faltan conocerse precisiones, tales como qué tierras se expropiarán, cuáles serán los cultivos, cuántas hectáreas están improductivas en el valle y por qué y muchos otros etcéteras.

Pero la orientación de la inteligencia y de nuestra economía hacia la producción es el único destino de estos pueblos nuestros, mucho antes que los bulevares y el embellecimiento urbano.-







No hay comentarios:

Publicar un comentario