sábado, 23 de marzo de 2013

CORDERO DE DIOS



Como buen cordero católico, apostólico y romano/rawsense, el concejal Adrián Awstin retornó al rebaño para defender a su pastor, el Papa Francisco, rechazando las pruebas del periodista Horacio Verbitsky, que salpican la sotana del padre Bergoglio.
El sitio tiemponline.com, citó la singular intervención del concejal pejotadasnevista en Rawson, en lo que los legislativos llaman Hora de Preferencias.

Awstin a la gomina. Lee revista Esquiú. Cree en la infalibilidad del Papa.
          
           “EL TIPO QUE FUE ELEGIDO PAPA…”       

Esto dijo el hombre, textualmente:
“Hay algunas cositas que hay que comenzar a analizar como lo que ocurrió con Verbitsky quién salió a hablar mal del tipo que fue elegido Papa, cuando el 99,9 % de los argentinos teníamos el pecho inflado porque habían elegido un Papa argentino”, remarcó.
Asimismo “cuando leí que Bergoglio militaba en Guardia de Hierro en contra de Montoneros, ahí me di cuenta, pero los jóvenes deben saber quiénes son los recicladores del odio en la Argentina”.
“Leí que el Papa Francisco dijo que Dios nunca se cansa de perdonar, que los que nos cansamos de perdonar somos los hombres y sería bueno que Verbitsky incorpore estas palabras en sus libritos al igual que la palabra amor que no debe aparecer mucho en ellos”, concluyó Awstin.
   
                            ORIGEN DE LAS DENUNCIAS                                                                         Para información de Awstin, las acusaciones contra Bergoglio por cómplice de la dictadura y por entregar a la Armada a dos sacerdotes jesuitas fueron formuladas por Emilio Mignone en 1986. La denuncia de Mignone contra Bergoglio puede leerse en el libro (de Mignone) «Iglesia y dictadura: el papel de la Iglesia a la luz de sus relaciones con el régimen militar», publicado en 1986 por Ediciones del Pensamiento Nacional.

El 14 de mayo de 1976, durante el “Proceso de Reorganización Nacional” una de sus hijas, Mónica María Candelaria Mignone, fue detenida por comandos de la Marina y llevada a la Escuela de Mecánica de la Armada. Mónica era psicopedagoga y asistente social en la parroquia Santa María del Pueblo en el barrio del Bajo Flores. Le dijeron a su padre Emilio que al día siguiente podría visitarla. Nunca volvió a verla. Continúa desaparecida.

Mignone fue vicepresidente de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos y creador del Centro de Estudios Legales y Sociales que documentó y denunció los monstruosos hechos cometidos por los militares argentinos durante la dictadura de 1976-1983.

Emilio Mignone constituye junto a las Madres y Abuelas, la más alta referencia en la lucha por los derechos humanos en Argentina. Falleció en 1998.

El rol de Emilio Mignone fue esencial en las visitas de las misiones internacionales de Amnesty International en noviembre de 1976.

Emilio Mignone fue fundamental a la hora de impulsar políticas como la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en la Argentina, en 1979.

Mignone, denunciante original del padre Jorge Mario Bergoglio, era católico. Más católico que Awstin, que sus compañeros concejales dasnevistas y que unos cuantos de nosotros todos juntos.

           CURA DELATOR     
 Horacio Verbitsky publica y aporta nuevas pruebas documentales a las denuncias de Mignone. En diario Página/12 del pasado domingo 17 de marzo, el periodista publica fotos de documentos de la iglesia donde consta cómo Bergoglio delataba a los sacerdotes jesuitas Orlando Yorio y Francisco Jalics por “contactos con guerrilleros” y “actividades disolventes”.

El diario porteño muestra la doble faz del cura Bergoglio desde hace muchos años, antes incluso de la llegada del kirchnerismo al poder institucional.
En abril de 1999, cuatro años antes de la consagración de Néstor Kirchner presidente, decía el matutino Página: “Con el mazo dando”, que Bergoglio, entonces flamante Arzobispo porteño “según la fuente que se consulte es el hombre más generoso e inteligente que alguna haya vez haya dicho misa en la Argentina o un maquiavélico felón que traicionó a sus hermanos en aras de una insaciable ambición de poder. Tal vez la explicación resida en que Bergoglio reúne en sí dos rasgos que no siempre van juntos: es un conservador extremo en materias dogmáticas y posee una manifiesta inquietud social”.

               ALGUNOS “LIBRITOS”
Habría que disculpar a Awstin por repetir como loro lo que “escuchó por la tele”. Pero como contraprestación a las disculpas debería leer “El Silencio, de Paulo VI a Bergoglio” ( del año 2005). El “librito” de HV documenta las relaciones de la Iglesia católica con la Armada y en particular brinda pruebas sobre el alquiler de una quinta de descanso del arzobispado porteño en El Tigre a la ESMA del almirante Emilio Massera.  

Allí, en la isla “El Silencio”, propiedad de la curia, fueron  ocultados los atormentados presos políticos ilegales que estaban cautivos en la ESMA, ante la visita de una delegación de observadores internacionales de la Comisión Interamericana de DDHH que llegaba a la Argentina en 1979.

Además la investigación revela las maniobras legales de los marinos que se robaron las propiedades muebles e inmuebles de los presos políticos, el blanqueo de los dineros de los robos y la aparición de negocios visibles que se manifestaron hasta en Puerto Madryn.
En este tránsito el concejal conocerá de la intervención de la Armada en Guardia de Hierro, el ingreso efectivo de los ‘guardianes’ a la Marina y tal vez encuentre límites a su admiración por aquella formación de la derecha peronista.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

“En el 2005 se me ocurrió tener una entrevista con Bergoglio...”. Reflexión hueca de Mario Das Neves en el programa que conduce Esteban Gallo por Canal 3 de Trelew.

 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -




“En estos 30 años el padre Bergoglio nunca cruzó la calle para saludarnos o para ofrecernos algún consuelo por la desaparición de nuestros hijos. Esperamos que ahora que el ahora Papa Francisco abra los archivos de El Vaticano y podamos conocer algo de nuestros hijos desaparecidos y de nuestros nietos robados”. Dichos de Estela Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

En más o menos los mismos términos se pronunció Taty Almeyda de Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora. Con su habitual optimismo, por radio Nacional, Taty rogó para que la Iglesia recupere la memoria perdida. También pidió la apertura y el acceso público a los archivos de la Iglesia Católica Argentina.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

La dirigencia oficialista, por el contrario, se alineó de inmediato con el comportamiento de la presidenta Cristina Kirchner y, de a uno, salieron a alabar al “humilde” Papa Francisco que viajaba en subte y a destacar su compromiso de acompañar de palabra a los más pobres.
Con el correr de las horas y los días, el supuesto admirado Horacio Verbitsky comenzó a ser abandonado por sus seguidores y, por un rato sin mucha convicción, camporistas, guardianes, del Evita, liberales de hecho y ateos que se persignan en la vereda de la iglesia se pusieron la sotana. Todos a bancar a Francisco. Total no cuesta nada.

¿Será que la Iglesia dejó de ser una institución medieval, retrógrada, reaccionaria, degradada y corrupta?, ¿será que la Iglesia dejó de ser cómplice del genocidio y cómplice de los genocidas?, ¿será que la Iglesia mutó al progresismo?

Nada de eso. Como advierte la revista Barcelona A los divorciados se les negará la comunión, los homosexuales seguirán condenados al infierno, el matrimonio igualitario es la guerra contra Dios  y los que usen forro serán castigados con el fuego de mandinga por toda la eternidad.

La Iglesia católica brindará sacramento a criminales como Videla y Menéndez, seguirá protegiendo torturadores como el cura Von Wernick y a violadores de chicos de la calle como el padre Grassi.                            
Y seguirá convocando a la mansedumbre de los pobres.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  - - - - - - - - - - -
 


Al Papa Francisco:

Permítame que me dirija a usted como Don Francisco, ese Francisco que descubrí ahora. Mi padre también se llamaba Francisco y era un santo trabajador de manos muy encallecidas de tanto trabajar para mantenernos. Don Francisco, no sabía de su trabajo pastoral, sólo sabía que el máximo dirigente de la iglesia argentina habitaba en la catedral; esa catedral que cuando marchábamos y pasábamos por delante, le cantábamos: “Ustedes se callaron cuando se los llevaron”. Hoy, ante mi sorpresa, escucho a muchos compañeros explicar de su entrega y trabajo en las villas. Me alegro infinitamente al saber de su trabajo y siento esperanzas de un cambio en el Vaticano. Hemos sufrido mucho en esta Latinoamérica que hoy se levanta erguida gracias a sus dirigentes. Me enteré que es posible que beatifique al Padre Murias. Por este motivo me atrevo a enviarle la lista de sacerdotes y obispos del Tercer Mundo desaparecidos y asesinados para solicitarle que, como la Asociación Madres de Plaza de Mayo pedimos por todos, usted, como un acto de solidaridad los recuerde a todos por su entrega en la lucha por la patria.

Ahora le solicito, desde lo más profundo de mi corazón, no luchar por una iglesia para los pobres: únase a todos los que en este mundo injusto luchamos para que se termine la pobreza y alguna vez la igualdad sea una realidad y entonces lograremos un mundo de niños felices y sonrientes. Basta de niños descalzos y con grandes pancitas. En nuestra Patria Grande Latinoamericana de San Martín y Bolívar miles dieron la vida para lograr la erradicación de la pobreza que, junto con la educación y el trabajo, eran los grandes sueños de nuestros hijos desaparecidos. Gracias Don Francisco y cuando se encuentre con el Papa en el Vaticano cuéntele de mi pedido, que es el de millones de Madres. Gracias por leer la carta de una Madre a la que le arrancaron toda la familia y que, junto a mi hija y a muchas Madres de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, sigo luchando desde hace 36 años por una Patria libre, justa y soberana. Un abrazo respetuoso.

Hebe de Bonafini, Presidenta Asociación Madres de Plaza de Mayo

No hay comentarios:

Publicar un comentario