domingo, 24 de marzo de 2013

LA UCR CHUBUT DEFIENDE A LOS VERDUGOS DE MARIO ABEL AMAYA



Mario Abel Amaya, es un mártir, víctima de la última dictadura militar identificado con la Unión Cívica Radical.
Lo más destacado de la UCR durante el proceso militar no fueron sus detenidos, sus torturados o sus muertos, sino la incorporación de funcionarios a los gobiernos provinciales y municipales de todo el país. Fue el partido que más colaboró con la dictadura. 


Pero Amaya pagó con su vida la defensa de los derechos de todos.
En 1975 el madrynense ex senador nacional Hipólito Solari Yrigoyen sufrió un tremendo atentado de la Alianza Anticomunista Argentina que comandaba el ministro de Bienestar Social de Isabel (antes ministro de Perón), José López Rega; luego Solari fue detenido, torturado y merced al reconocimiento internacional de su persona pudo optar por el exilio.

En estos días, producto de la política del kirchnerismo, en Rawson la justicia juzga el crimen de lesa humanidad cometido contra el ex diputado nacional por Chubut Mario Abel Amaya y las torturas sufridas por el ex senador de la Nación por Chubut, Hipólito Solari Yrigoyen.

                                                    MILITANCIA Y COMPROMISO
Luis García, ex ministro de Lizurume, ex concejal, ex diputado.

Entre los imputados está el médico de Trelew Luis García, radical, ex concejal, ex diputado provincial por dos períodos, ministro de Gobierno y Justicia del ex gobernador José Luis Lizurume. 

En el proceso militar Luis García fue médico del Servicio Penitenciario Federal, junto al ya muerto Juan Saleg, también de Trelew. A García se le imputa haber atendido a Amaya en condición de moribundo, acosado por el asma y por los efectos de tremendas torturas. El doctor Luis García no dejó constancia de la situación; dice no haber visto a Amaya en condición de torturado y no recuerda más. Y ofrece argumentos inverosímiles escudado en consejos de personas que ya no están vivas.



En su testimonio Solari Yrigoyen reveló un dato no menor, y desmintió a Luis García, quien dijo no ver la herida en la cabeza de Mario Abel Amaya. “Lo recalco con énfasis”, dijo Solari Yrigoyen ante el tribunal: “Lo vi con una herida muy seria en la cabeza, y me animo a decir que si alguien dijo no ver esa herida, no dijo la verdad, porque era visible”.

“Mucha gente lo vio, hay testigos que lo dijeron, entre ellos el ex presidente Raúl Alfonsín. Era imposible no ver la herida”, reiteró.
                                                RISSO TE DEFIENDE

 El hoy senador UCR Mario Cimadevilla, jefe del partido radical en el Chubut, ordenó al diputado provincial Roberto Risso que defendiera al correligionario Luis García.

Risso echó toda la culpa del proceso por el crimen de lesa humanidad a Mario Das Neves. Increíble.

Pero luego ni se apareció por el juicio a asistir a su cliente correligionario.

¿Qué pensarán de Luis García, de Roberto Risso y de Mario Cimadevilla,  los afiliados del comité Mario Abel Amaya de Trelew?, ¿y qué pensarán los pocos pibes que quedaron en la juventud radical?, ¿y los radicales de a pie qué pensarán? ¿Y Solari Yrigoyen? , que ayer se sentó a negociar cargos partidarios con Mario Cimadevilla, ¿qué le diría a su amigo Mario Abel?

¿Y la prestigiosa y sensible Asociación Médica del Este del Chubut? ¿qué pensará de su asociado Luis García?, ¿lo sancionará por distraido? o ¿lo expulsarán por conducta criminal?

¿Y por qué el diario El Chubut dice poco o nada del correligionario Luis García?


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  - - - - - - -

CHUBUT: KIRCHNERISMO DE BAJA INTENSIDAD

En la Legislatura no hubo diputados del Frente para la Victoria que repudiaran al ex diputado Luis García por su conducta criminal ante un detenido enfermo, indefenso y derrumbado por la tortura, Mario Abel Amaya. 
Debe ser por esas cuestiones de ética, que le dicen.

Tampoco dicen nada en el Concejo Deliberante de Trelew, mucho menos en el Partido Justicialista.

En el peronismo de Trelew siempre circuló la certeza de que Luis García y el Turco Saleg atendían a los presos de la Unidad 6 rejas de por medio. Pero nunca nadie dijo nada.
Excepto los Montos que estuvieron presos y sufrieron prácticas canallas como la del acusado.

Tal vez el silencio respondía a que el pejota daba refugio a policías de la pesada como los comisarios Tito Nichols y Alberto Bastida (Luis Patti, según Alfredo Di Filippo). Y anidaban allí los sindicalistas colaboradores del Proceso como Raúl Berón de SETIA y Miguel Del Río, de AOT. 
                                              Ricardo Cittadini, peronista desaparecido de Trelew.
Hasta que llegó Kirchner al gobierno, en el peronismo de Trelew, salvo el Oso Patricio Romero y algún peronista cimarrón, no se hablaba de Rudi Miele, ni de Tito Barone, ni de Horacio Bau, ni del 22 de Agosto, ni de la Asamblea del Pueblo del teatro Español, ni de los montoneros, ni de las FAR, ni de nada de eso. Nadie había conocido a Ricardo Citadini, nadie en la iglesia del centro consolaba a su madre que todavía lo busca, nadie contaba lo que había pasado.
En Rawson no se hablaba de Juan Cugura, ni de José Cugura, ni de Gustavo Peralta, ni de la jotapé, ni de nada. Tal vez por eso los rawsenses votaron dos veces al capitán Magin Ventura, para intendente y para concejal.
Excepto en algunos sindicatos o en alguna Básica rebelde, en el peronismo renovado de estas regiones no se hablaba de la  Resistencia, de Ezeiza, de Cámpora, de las 3 A, de la represión ilegal, ni de Rodolfo Walsh, ni de las cárceles clandestinas, ni de los desaparecidos, ni de los vuelos de la muerte, ni de las Madres ni de las Abuelas. Ni de los periodistas botones de la LU20 de Tomislao Boric, ni de los diarios arrastrados como el "Jornada" de Feldman Josín, ni de los curas babosos que bendecían los desfiles y las armas.

Por 20 años, 83 al 2003, las burocracias partidarias miraron hacia el costado derecho y escondieron o deformaron la historia. De allí el peronismo domesticado que sufrimos, expresado por doctores en ideología de la gestión y liberales mal disfrazados que impostan dolor cada 24 de marzo.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario