viernes, 12 de abril de 2013

CONGRESO DEL P.J. PIDE RETORNO DE EMOS, FLOGGERS Y GÓTICOS



Los nuevos cuadros de las agrupaciones kirchneristas evalúan hace rato la posibilidad de presentar candidatos propios en las elecciones nacionales del 27 de octubre.




Las agrupaciones Kolina, el Movimiento Evita, el Movimiento de Cascos Amarillos, la Cámpora, Miles, Unidos y Organizados, exhibieron una fuerte capacidad de movilización el 2 de abril en Puerto Madryn.


                                                  NUEVOS PROTAGONISTAS
 

Estas nuevas construcciones políticas y sociales, colmadas de jóvenes concientes, trabajadores hijos de trabajadores, estudiantes, despliegan organizaciones concretas en los barrios que superan largamente en calidad la agotada práctica del pejotismo, caracterizada por el reparto de cargos entre los funcionarios de la burocracia estatal y el sostén de militancia rentada.


                                          TOROS MAÑEROS

El pejotismo, ayer Renovación, luego menemistmo, luego duhaldismo, hoy kirchnerista, se metamorfosea en la conveniencia hipócrita de residir en el poder a costa de subir o bajar banderas de acuerdo a la circunstancia.

Ninguno de los hombres y las mujeres que habitan en el aparato y especulan con un lugar en el Congreso nacional, expresa con algún rigor los nuevos tiempos políticos, ni están a la altura de la circunstancia histórica.



En los hechos casi toda la burocracia partidaria fue protagonista y beneficiaria de las políticas neoliberales que nos hundieron como Nación.   Gustavo Mac Karthy, por citar un caso, se hizo dueño de una empresa del Estado en la repartija de los restos del Estado que quedaba en el epílogo del menemismo.



El pejotismo cuenta con un fuerte aparato electoral y una pobrísima estructura política, desideologizada, unitaria en lo político, vacía de ideas en lo económico, apenas comercial, ajena a los intereses colectivos, e incapaz de elaborar un proyecto que supere la discusión por uno o dos puntos más de coparticipación de impuestos.


                                                   DESAFÍO PARA AUDACES
 

Hoy por hoy las agrupaciones kirchneristas no poseen las condiciones objetivas para abordar el desafío de una elección nacional, no tienen la estructura electoral necesaria para el desafío. 
Pero convengamos que nunca se darán las condiciones ideales. Y que jamás la gente de más arriba les regalará nada de nada.



También  es poco probable que los jóvenes que se incorporaron en estos años a la militancia política estén dispuestos a apoyar a candidatos digitados por terceros, tan lejanos y tan extraños como los que exhibe el aparato pejotista contenido en el Estado.



Seguramente la principal resistencia a proponer candidatos del kirchnerismo puro surgirá de Carlos Eliceche y Norberto Yauhar, hoy portadores del beneficio de la bendición de Cristina Kirchner.



En definitiva ellos también son un subproducto, o más bien un producto de la estructura partidaria. Uno creció a la sombra de Das Neves, el otro bajo el ala de Osvaldo Sala, ex intendente, ex senador ultraliberal de Puerto Madryn. 

                                  LOS PIBES YA NO SON COMO ANTES...

Los pibes, las pibas de las nuevas generaciones encuadrados en nuevas organizaciones políticas, visibles en las grandes movilizaciones o en manifestaciones solidarias, están muy lejos del funcionariato en general. Y si deciden ser espectadores en el próximo Octubre, es seguro que en 2015 serán protagonistas de la disputa electoral por la administración de las comunas y por mucho más.


La mesa de unidad del PJ prefiere a los emos antes que La Cámpora.


Tendrían que ir sabiendo en la burocracia partidaria: ya no hay emos, ya no hay floggers, ya no hay góticos, ni cumbieros que se citan para golpearse en la puerta de los shoppings.

Ahora los pibes votan a los 16, se encuadran en nuevas orgas políticas y se están juntando entre sí. 
Y están reclamando lugares que dicen que les pertenecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario