lunes, 15 de abril de 2013

Infidelidad matrimonial LAS OBSESIONES DEL SENADOR CIMADEVILLA



 El senador chubutense UCR Mario Cimadevilla se destaca en la televisión porteña por su humor grosero y chabacano y muestra además una suerte de fijación con la violación de la fidelidad matrimonial.
                                 
                          CON GRONDONA
En uno de los programas dominicales de Mariano Grondona y Pablo Rossi por el Canal 26, Cimadevilla pidió cerrar la cordial entrevista con “un viejo cuento que hay en mi pueblo”. Cuando todos esperaban un relato con alguna carga de sabiduría popular, el legislador de la Cámara Alta contó el cuento de “una señora que tiene una hija que le mete los cuernos al marido y entonces le dice a todo el mundo que…”.
Terminada la grosería rió Cimadevilla y un poco menos Rossi y casi nada Grondona, tan fino él. De inmediato hablaron todos a la vez y Grondona cerró su programa sin abandonar el humor y regaló como conclusión la síntesis política que habitaba frente a la cámara: “Acá en esta mesa gorilas somos todos”. Carcajadas.

                           CON MÓNICA GUTIÉRREZ
Desde la semana que pasó, los proyectos de democratización de la Justicia que envió el Poder Ejecutivo Nacional a ambas Cámaras del Congreso son tema central de la televisión y las radios. En el espacio que conduce Mónica Gutiérrez denominado “Las manos en la masa” por América 24, debatieron el diputado del Movimiento Evita Leo Grosso, otros kirchnerisas y nuestro senador de la Nación Mario Cimadevilla.
En el cierre de la áspera discusión el chubutense reclamó las palabras finales y relató “un viejo cuento que hay en mi pueblo”, el de “una señora que tiene una hija que…”.
El programa culminó con miradas y gestos de desaprobación y uno de los legisladores presentes lamentó que nuestro legislador terminara el debate televisivo “con una guarangada”.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario