viernes, 3 de mayo de 2013

Celebran los papagayos intelectuales RENUNCIÓ LÁZARO EN DERECHOS HUMANOS



El dirigente del FPV Ricardo Lázaro renunció a su cargo de subsecretario de Derechos Humanos de la provincia, luego de ocho meses de gestión gris.

Lázaro argumentó que su dimisión responde a problemas familiares y personales que exigen su presencia permanente en Puerto Madryn, su lugar de origen. Desmintió su candidatura a concejal de la ciudad por la radio y se fue del cargo.




                                        CRITICADO ANTES DE COMENZAR

Su labor sufrió cuestionamientos desde antes de asumir. Más que nadie lo criticó la autodenominada Comisión por la Memoria que orienta el “especialista” Mingo Fernández Pícolo, jefe de la agrupación “Los dueños del 22 de Agosto”.

Pícolo además dirige la PyME universitaria que lo tiene como primer beneficiario material y a sus laderos en cargos estratégicos.

                          "UNÁMONOS Y VAYAN"

El grupo de papagayos intelectuales, como decía Jaureche, financiado en la Universidad de la Patagonia, empuja y luego desmenuza conflictos sociales ajenos estimulado por un profundo desprecio al peronismo en general y a los peronistas en particular.


Meses atrás “la Comisión” lamentaba que Lázaro “no tiene antecedentes en los derechos humanos”.

Ricardo Lázaro sufrió la desaparición de su hermano que militaba en la Juventud Peronista, aunque nunca mencionaba esa tragedia en su actividad política en Madryn, ni en su vida laboral en Correo Argentino.

Los inspectores de la revolución, habían criticado antes al primer subsecretario de DDHH, Adrián López porque tampoco tenía “antecedentes en derechos humanos”.

En rigor, el grupo con pretensiones marxistas cree que los únicos con “antecedentes suficientes” son ellos mismos: los miembros de la “Comisión”.



                 EXPECTATIVAS

Por eso en estas horas celebran la renuncia de Ricardo Lázaro y el fracaso o las dificultades del gobierno de Martín Buzzi en materia de derechos humanos.

Quizás depositen expectativas en que el gobierno designe en el cargo a otra “especialista”, la licenciada Araceli Cifuentes de Pícolo, jerárquica en la Subsecretaría, quinta columna y transporte parlante de alcahueterías contra sus compañeros de trabajo al ministro Javier Touriñán.

Seguro en el Ejecutivo recordarán la frase socarrona de un funcionario público: “Desde que conocí a la mexicana Araceli Cifuentes comencé a comprender al pueblo norteamericano”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario