domingo, 16 de junio de 2013

PROYECTOS PERSONALES

Por Eduardo Di Cola*

El contenido de las propuestas no les importa. Las contradicciones les impiden avanzar sobre políticas de Estado. Se prestan y alquilan los partidos, los usan unos y otros indistintamente y se aseguran los primeros lugares en las listas. Es un proceso que tiene una vida útil de cinco meses.

Es tan absurda la situación que si a título de ejemplo menciono algunos dirigentes de larga trayectoria, como Ocaña, Bullrich, Estenssoro, De Narváes, Prat Gay, etc., es muy difícil saber a qué partido pertenecen. Y la verdad que no les interesa que se sepa.


Si tuvieran contenido ideológico, con estructuras a quienes rendir cuenta e inserción territorial en todas las localidades del país, negociar les resultaría mucho más difícil.

El ideal de ellos es ser Diputados o Senadores por ningún partido.

La desvergüenza llega a tal punto que hacen explícito, como sucedió con Pino Solanas, que los acuerdos son solo hasta octubre. Es como contraer matrimonio acordando una pronta fecha de divorcio y además pretender regalos de boda.

Es evidente que no solo no coinciden ideológicamente sino que además no se soportan en términos personales. Por ello en la Cámara de Diputados donde integran el espacio opositor están divididos en 34 bloques.

Pero pregonan unidad y tolerancia!!!

El personalismo y la ambición sin límites por sentarse en una banca es capaz de cualquier milagro. Tanto como que Julio Cobos, el del voto “no positivo” a la 125, ahora comparte el espacio político con el promotor de la misma 125 Martín Lousteau, quien a su vez hasta hace un par de días negociaba con el PRO para terminar luego en el radicalismo

Para la oposición los proyectos colectivos no existen. De los otros, los individuales, los que implican trepar sin importar a quien se pisa, para desgracia del país los tienen de sobra.

*Ex Diputado Nacional

Publicado en rambletamble.blogspot.com, el sitio de Artemio López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario