viernes, 27 de septiembre de 2013

Ex rugbier UZCUDUN ERA UN JUGADOR FINO

Un lector comparte el recuerdo de la faceta deportiva en la juventud del asesor legal de la Cooperativa de Trelew, Dr. Eduardo Uzcudun, observado como nunca antes por los vecinos, fruto de su protagonismo en la institución.


Uzcudun. Virtud para jugar sin embarrarse.

La caracterización está referida nada más y nada más que a la cuestión deportiva. No vaya a ofenderse el hombre.

Agregamos por nuestra parte que el Banco Club también fue uno de los pioneros en practicar rugby en la zona. La institución nació en los 60 y por cuestiones varias se disolvió. 

El club tenía como característica central el tesón de sus dirigentes que hacían todo: eran socios y también jugadores y pintaban con cal la cancha y limpiaban los botines. Casi todos provenían de sectores populares.

Cualquier gaucho del pueblo podía incorporarse a Banco Club, era bien recibido, aunque fuera medio pobre.

Banco Club era una de las contrapartes de Patoruzú, ésta última  institución integrada hasta hoy por las familias más adineradas del pueblo, profesionales, hijos de ganaderos y algún impostor mezclado entre los ricos. "El medio pelo" del que hablaba Arturo Jauretche, digamos, pero en versión trelewense.

A fines de los años 60 Trelew era un pueblo chiquito, las diferencias sociales eran nítidas y también se manifestaban en el deporte.

El comentario del lector:
Quiero agregar que el vasco además era y continúa siendo muuuuyyyy cagón.
a fines de la década del sesenta y principos de la del setenta, el jugaba al rugby en el club de la oligarquía vernácula, el Patoruzú. Era wing y solamente corría, nada de poner el lomo, ni taclear, ni empujar, ni revolcarse. El solo corría para que las ardientes semi-vírgenes suspiraran sobre la linea. 

Cuando algunos del los gronchos gloriosos del BANCO CLUB (el club mas odiado por el vasco), lo tacleaban y le hacían comer la tierra de la vieja cancha de Tehuelches, el Vasco se iba llorando al auto de mamá porque los chicos malos lo maltrataban. Era tan maricón que se convirtió en el cogote preferido de los "negros grasas" como él llamaba a los que jugaban en PIEDRABUENA y BANCO CLUB. A los de DRAIG GOCH los dejaba que le toquen el culo porque eran galensos blanquitos como él, lo mismo que a los de TRELEW y BIGORNIA. Pero que no lo toquen los negros miliquitos ni los de la bancaria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario