martes, 24 de diciembre de 2013

Supermercados GENERADORES DE LA INFLACIÓN


La inflación aparece desde hace décadas, desde siempre, como uno de los problemas económico, político, social que no ha  podido resolverse a favor de los sectores populares.

Dos de los argumentos que justifican la inflación para los medios dominantes de la comunicación son: la emisión de moneda  y el incremento de los salarios de los trabajadores.

Pero quizás, el problema central de las economías de los países que sufren la dependencia es la concentración de sectores de la economía que se convierten en formadores de precios
Los datos que siguen son propiedad intelectual de Roberto Navarro, de Artemio López, del sitio de la Paco Urondo, y de otros compañeros que hablan de economía para la comprensión de todos.

El alimentario es uno de los sectores en los que se dan las subas más significativas de precios y que justamente más daño provocan en los ingresos de las clases  populares. En esta cadena intervienen dos eslabones: La producción y la comercialización de alimentos.

               SUPER, HIPERMERCADOS
 Por ejemplo, las seis principales cadenas de supermercados e hipermercados manejan el 89% de las ventas de los productos alimenticios.
Se trata de un fenomenal proceso de concentración si se tiene en cuenta que a fines de la década del ’80 tenían su participación era del 50%.
Por el grado de concentración que tienen y el manejo sobre las empresas medianas y chicas, hacen una fuerte presión sobre los productores y manejan el precio según los que les puede dar la demanda.

Los datos del Indec son contundentes: la francesa Carrefour posee el 29% del mercado; le sigue el grupo chileno Cencosud (Vea, Jumbo) con el 21%; en tercer lugar figura Coto con el 20%; cuarto aparece la francesa Casino (supermercado Libertad) con el 7%; lo mismo que La Anónima y sexta se ubica la estadounidense Wal Mart con el 5% de participación en el mercado. 

La concentración de los grandes super les dio tal poder que incluso pueden imponerse frente al gran productor ya que si estos no colocan sus productos en las cadenas de comercialización no tienen donde venderlos.

                ACEITES, LÁCTEOS…
La concentración y la dominación del mercado es más notable en el renglón de la producción de alimentos.

E
ntre Molinos Río de la Plata y Aceitera Deheza se quedan con el 80% de la producción de aceite.
Leche:  La Serenísima y SanCor concentran el 75% y Ledesma monopoliza el 75% de la producción total del azúcar.
En los años 90 desmantelaron el Estado y borraron las herramientas administrativas concretas para conocer cómo se conforman los precios de cada cadena.

                              PROBLEMA POLÍTICO
 Esta objetiva debilidad del Estado frente a los sectores concentrados revela que no se trata de un problema económico sino de un problema político. Y que, como tal requiere de decisiones  políticas. Como las que se están instrumentando a favor de la recuperación de un Estado que amortigüe las disputas y regule a favor de los más débiles y la incorporación de las organizaciones sociales que protejan sus intereses directos.
Al menos hasta consagrar un marco legal y resolutivo que regule las ganancias de los más poderosos y garantice el acceso de todos a todo lo que necesitamos para una vida digna y sin restricciones.

La concentración destruye la tan afamada competencia, provoca abusos en los mercados que aumentan los precios por encima del promedio, presionan a los proveedores y castigan los bolsillos de los consumidores.

                        AUTOS, ELECTRODOMÉSTICOS
Una sola empresa produce el 99 por ciento de chapa laminada en frío y el 84% fabrican coches, tractores, envases de hojalata, heladeras, lavarropas, cocinas y electrodomésticos.

Aluar posee el monopolio de la producción de aluminio, otro insumo de uso difundido.

Estas empresas comercializan productos que se utilizan en la fabricación de casi todos los bienes por lo que determinan el precio y el abastecimiento de lo que se consume en el país.
La concentración en sectores clave se extiende a actividades tales como la televisión por cable, los lácteos, los supermercados.

Cemento: Tres firmas concentran el 96 por ciento de la producción.
Ellas son Loma Negra (del grupo Fortabat), Minetti y Avellaneda.
Profertil concentra el 77 por ciento de la comercialización de fertilizantes.
Aventis concentra el 79 por ciento de los agroquímicos.

Bimbo concentra el 62 por ciento del pan industrial.
Arcor y Danone concentran el 73 por ciento de las galletitas dulces.

Sancor y Daone poseen el 70 por ciento de la leche fluida, chocolatada y los yogures SanCor y Danone.

No hay comentarios:

Publicar un comentario