lunes, 17 de marzo de 2014

La Cámpora y Claudio Conrad EL GRAN BOTÓN

Resulta que la Reina de la Vendimia era militante de La Cámpora.

¡¿Cómo se les pudo escapar semejante detalle a los organizadores?!

Sofía Haudet, militante política y Reina de la Vendimia
La reacción de los mendocinos opositores al gobierno fue desmesurada, tremenda e inmediata. Por las redes sociales destrozaron sin sentido, sin motivos y sin argumentos a la piba mendocina. Después descubrieron que no era de La Cámpora sino de La Güemes, que para el caso es más o menos lo mismo.

Hernán Invernizzi de Miradas al Sur escribió el domingo sobre este episodio, subrayando el ataque despiadado que sufren los jóvenes desde su incorporación masiva a la política en los últimos años. Sostiene que sería oportuno hablar del terrorismo ideológico implícito en simplificaciones o reduccionismos, que se aplican sobre las personas diferentes, sobre grupos sociales y sobre los jóvenes centralmente y de La Cámpora en este caso.

                                        LOS CARGOS
"La poderosa organización tiene 39 cargos sobre 21.332 de importancia a nivel nacional. La verdad que los chicos van a tener que laburar un poco más para ser tan poderosos", dijo Crisitina Kirchner en uno de sus últimos discursos.

Se trata de unos pocos diputados nacionales, 15 concejales sobre miles en todo  el país y 3 intendentes, en lo que respecta a cargos electivos, más los funcionarios en Economía, en empresas estatales y en algunas provincias.

Escribe Invernizzi: Pero no se trata sólo de cuestiones de género o de sospechas de acomodo y corrupción. También se trata de los jóvenes. También se trata de la militancia. Y de los jóvenes militantes.

Durante los últimos diez años grandes sectores de la juventud argentina se reencontraron con la política, algo intolerable para quienes pretenden que la política –como el polo– sea un deporte exclusivo.

Y tal vez sería más razonable informar que una reina o cualquier joven desconocido, “es de La Cámpora” como quien celebra que los jóvenes argentinos –no sólo los de esa organización– retomaron su derecho de intervenir en la vida política de la sociedad de la cual son parte.


En Trelew, en ancas de estas sospechas malintencionadas, el candidato de la UCR Claudio Conrad dijo que «hay gente de La Cámpora recorriendo comisarías y eso es algo que irrita a la gente que integra la Policía».

 Explicó que aunque se trata de funcionarios, «hay un control político de la Policía que supera lo que es la conducción de la fuerza. Es La Cámpora que controla externamente, y me lo transmitieron oficiales y suboficiales».  (Declaraciones a la radio de “El Chubut”

Era desconocida la preocupación de Conrad sobre la seguridad y la policía. Nunca dijo palabra sobre la desaparición de Iván Torres en una comisaría de Comodoro Rivadavia, ni de la violación de un pibe en la seccional segunda de Trelew, ni de la violencia policial contra los hermanos Avallay.


Su preocupación es el supuesto control por parte de civiles que irrita a la Policía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario