sábado, 28 de junio de 2014

Conspiraciones chubutenses TRABAJANDO PARA DAS NEVES

Gozando de una ayuda inesperada.
Ajenos a la presión canalla de la usura internacional y los vendepatria contra el Estado nacional, los dirigentes locales del pejota están cebados con el internismo permanente y protagonizan una operación que obligó al gobernador Buzzi  a denunciar una conspiración para derribarlo del gobierno.
                 
                                                    “TODO POR ALPESCA”
Norberto Yauhar y el vicegobernador Gustavo Mac Karthy fueron señalados como los “instigadores” de la maniobra, que consiste más o menos en fogonear en Legislatura un juicio político y formular una denuncia penal contra Martín Buzzi por la administración de la expropiada empresa “Alpesca”, la principal pesquera de Chubut. 
En la parte operativa actúa el diputado socialista Anselmo Montes que integrado de hecho al pejotismo trabaja como soldado de Mac Karthy y aporta confusos elementos a la prensa que enrarecen el análisis.

Ya no se escuchan en Legislatura manifestaciones de lamento por “las 1.300 familias” de trabajadores.
                    
                                                 TRABAJANDO PARA MARIO
El gran beneficiado en este proceso es el candidato permanente Mario Das Neves que celebra desde su partido “Chubut soy yo” la crisis inducida desde el “Nuevo Espacio” y aguarda que una catástrofe en el gobierno pavimente su regreso a Fontana 50.

Y segundo el propio Gustavo Mac Karthy, imaginario Gobernador interino que mascando rencor sueña mejores condiciones como candidato para las elecciones generales del año próximo.


Hasta el senador Marcelo Guinle que actúa con los tiempos de un político suizo, cuestionó la “poca prudencia y racionalidad” de los protagonistas e involucró en la opereta desestabilizadora a un medio de comunicación que, según revelan sus títulos de tapa, es el diario “El Chubut” y su radio de FM.

Luego de la denuncia de Martín Buzzi, Yauhar descartó a medias el juicio político, pero reconoció que “se trata nada más que de una denuncia penal”, lo que significa que no sólo pretenden voltear al gobernador, sino además llevarlo preso.

En el mismo sentido el Tano Di Pierro, jefe de Comodoro periódicamente vuelca ácidas críticas al Ejecutivo y mantiene “un contacto permanente” con Yauhar, según dijo a la prensa el ex agroministro mostrando su poder de fuego.

No hay referencias sobre un pacto entre Das Neves y su discípulo, Norberto Yauhar, pero sí es evidente un acuerdo tácito en desgastar al gobierno por todas las formas, buscando ponerlo de rodillas, quizás por no respetar los códigos nunca escritos de la organización empresarial partidaria.

El gran pecado de Buzzi no es su alineamiento con las políticas nacionales o las dificultades de gestión para mejorar la realidad de los sectores populares, sino el haberse quitado de encima el lastre del funcionariato de la corporación partidaria y organizar el gabinete con su propio criterio.

Como sintetiza Guinle en diario “ElChubut” del sábado: “veo problemas de reparto reparto del sector político. Hay claramente cosas de la política chica planteándose por algún interés.

                                             MENOS INTERMEDIARIOS

Y de acuerdo a lo que muestra la estructura de comunicación del Estado, el gobernador se respalda en algunas organizaciones sociales genuinas, los gremios, y en la continuidad de las “Casas abiertas”.  Esta instancia institucional de militancia le permite acceder a un registro más fiel de la realidad, para organizar su intento de reelección construyendo una fuerza propia, sin poderes prestados por falsos dueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario