viernes, 29 de agosto de 2014

PARO BUITRE EN EL CHUBUT



Las patronales privadas fueron las grandes ausentes en el frugal paro protagonizado por Hugo Moyano, Luis Barrionuevo, apoyado por los Fondos Buitres,  la Sociedad Rural Argentina, la Mesa de Enlace Agropecuario, la Renovación de Sergio Massa y los seguidores de la izquierda clasista que cortaron algunas rutas.

No hubo ningún reclamo a los niveles excesivos de rentabilidad de las patronales, ni contra los formadores de precios que carcomen los salarios, ni por el combate al trabajo esclavo en los campos de los ruralistas, ni por mejores condiciones de trabajo en las fábricas, ni por la reapertura de los acuerdos salariales que firmaron libremente en los últimos meses, ni por las contrataciones en negro, ni por los bajos ingresos de los 14 millones de trabajadores vinculados a la economía social.

El paro fue, única, exclusivamente contra el Estado, y en particular contra el pago del Impuesto a las Ganancias.


                                      TABOADA DIPUTADO, MAGNO CONDUCCIÓN

En Comodoro Rivadavia la CTA Micheli y los docentes del PTS, vivieron un momento singular en la historia de la lucha de clases, cuando la asamblea de trabajadores concentrada en la ruta en un paro activo nacional, proclamó la candidatura a legislador de un genuino dirigente obrero en lucha. Era el momento teórico soñado en el proceso revolucionario hacia la toma del poder: Una asamblea obrera en huelga, con corte de ruta y, en la construcción del partido revolucionario, la propuesta de un candidato propio.

Pero, el candidato era nada menos que el Camionero Jorge Taboada, a quien la izquierda aborrece por peronista y caracteriza de burócrata, aunque también los conduce porque pelea contra el Impuesto a las Ganancias que paga una minoría de la clase trabajadora.
¿Los troscos querían asamblea? Ahí tuvieron una asamblea.


                                                              FRACASO local
En Madryn los huelguistas destrozaron colectivos y apretaron a trabajadores, violando la democracia sindical que le reclaman al Ministerio de Trabajo y a Cristina Kirchner.

En Trelew y Rawson hizo su contribución “la central” que junta a segundas líneas de estatales opositores a sus conducciones orgánicas. El único eje de la convocatoria también fue el Impuesto a las Ganancias. Los directivos  olvidaron a los trabajadores de los Planes Sociales, a los contratados precarios, a los municipales que en ningún caso llegan a los 15.000 pesos mensuales y la inmensa mayoría de los empleados públicos que apenas cubren sus necesidades salariales. Con números al voleo y repitiendo la consigna de Mario Das Neves, la “dirección obrera” del valle afirma que el 50% de los trabajadores pagan Ganancias. De ser cierta la estimación, habría que movilizarse, pero para celebrar la política salarial del gobierno provincial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario