sábado, 27 de septiembre de 2014

¡CRUZ DIABLO!

Zippo, que estaba hecho migas,
se mandó en una picada
chistando a su mala sombra
sin copiloto ni nada.
Zippo va camino del infierno
cagando leches:
no supo repartir sus fichas
y su cielo ennegrece.
Nunca fue un listo de pesos,
siempre un listo de centavos.
Su boca arde en maldiciones
que se tragan mal.
Se va gritando: ¡Cruz Diablo! 
por pura cortesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario