martes, 9 de septiembre de 2014

Debutó Albaini en Madryn FUERTE REPRESIÓN CONTRA MUNICIPALES



La protesta de los municipales de Madryn fue disuelta a balazos de goma y a garrotazos por la Policía provincial, con un herido hospitalizado y varios lastimados y golpeados luego de una fuerte represión en la puerta de la oficina del intendente Ricardo Sastre. También en el tumulto se rompió la puerta del despacho del jefe municipal y vidrios y macetas.
Así lo informó el periodista Daniel Arripe por "FM El Chubut".


Los incidentes se produjeron hoy después de las 12 horas cuando unos cuantos empleados comprobaron en los cajeros automáticos que sus cajas de ahorro estaban vacías. Les habían prometido que iban a cobrar las categorías 1 y 2.

La protesta pacífica comenzada a la mañana cambió de rumbo abruptamente cuando algunos furiosos pretendieron ocupar el edificio comunal incluyendo el despacho del mellizo Sastre.
Caras largas. Foto Diario de Madryn
En su primera obra como Secretario de Gobierno el también intendente de Pirámides, Alejandro Albaini, convocó a la Infantería para resolver el conflicto gremial y político. Y de paso marcó la nueva orientación política que tendrá el municipio.

Hay que reconocer que Enrique D’Astolfo, anterior secretario de Gobierno, tenía cuestiones para criticar, pero no era botón.

A las 15 horas las radios transmitieron una conferencia de prensa del intendente Ricardo Sastre que dijo que desconocía la existencia de disparos con armas de fuego. “Muchachos dejen de mentirle a la sociedad”, reclamó el mellizo.

La primera información de los incidentes, los balazos y la existencia de un herido que iba a ser intervenido quirúrgicamente en el “hospital Isola”, fue brindada por el periodista de diario “El Chubut”, Daniel Arripe pasadas las 13,30.

Luego, Sastre vinculó la violencia en el municipio con la cuestión del narcotráfico y su cruzada personal contra los narcos locales. Los periodistas le pidieron precisiones varias veces, pero contestó con generalidades.

Luego se incorporó Alejandro Albaini a la conferencia con una autorreferrencia: “Vine a darle una mano al intendente”. Luego avanzó hablando bien de sí mismo, de su experiencia de diez años en la administración pública y del superávit fiscal que disfruta Pirámides gracias a su gobierno y de la obra que él hizo. Un parrafo fue para hablar bien de Mario Das Neves. Y  cerró su discurso descargando la responsabilidad de la crisis en el gobernador Martín Buzzi. Pareciera que Albaini trabaja nada más que para sí mismo.

Pero los periodistas lo llevaron a lugares incómodos. En la segunda parte de la conferencia, Albaini debió explicar porqué todavía no asumió formalmente como Secretario de Gobierno de Puerto Madryn y porqué no renunció como intendente de Pirámides, donde está de licencia.

No explicó muy bien, digamos. Dijo que aguardaba un consejo de los abogados.

Más allá de las obligaciones legales, la decisión de Albaini de intentar ocupar ambos cargos constituye un mamarracho político injustificado, que se agiganta con los resultados de su primer acto de gobierno: Reprimir a empleados que reclaman por sueldos atrasados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario