domingo, 1 de febrero de 2015

PÉREZ CATÁN MOCHILA DEL DASNEVISMO



 En el mes de Enero Mario Das Neves, luego Gustavo Di Benedetto, seguidamente Jerónimo García, insistió Das Neves y otra vez Di Benedetto,  confirmaron y reconfirmaron la candidatura de Pérez Catán para la reelección en Trelew. Y al final de esta semana el diputado García pronosticó el éxito electoral de Máximo, “si Das Neves está en la boleta”, aclaró.

Tantas confirmaciones alimentan una sospecha que angustia a los asociados al partido familiar: la descomposición de Máximo puede arrastrar a todo el dasnevismo a una derrota provincial. Y por las dudas ya piensan en otro candidato.

La caravana electoral por la zona más pobre del Oeste de Trelew mostró la soledad de Pérez Catán, acompañado por el desarrollista Gustavo Castán, por  Carlitos Arzán, por su “seguridad” y la indiferencia de los vecinos. La recorrida por los barrios humildes del Este tampoco despertó demasiado fervor popular.
Caravana triste.
El incendio contra un boliche descubrió el turbio conflicto de intereses entre empresarios de la noche. El humo escandalizó al diputado Das Neves quien por radio rezongó que estaba enterado de la dinámica empresarial nocturna, de actores nuevos en negocios viejos y de que algunos vivos recaudan en su nombre y no le avisan. El candidato a gobernador fue muy enfático en su denuncia, pero nada preciso, no dio detalle alguno. Echó todas las culpas a "la provincia", pero el mensaje debe haber afectado el pulso de su segunda línea.

Por lo pronto el hijo Pablo Das Neves y el funcionario Pablo Korn operan hacia el interior del Estado municipal  tratando de revertir decisiones del intendente que favorecen a pocos y perjudican al resto. Semejante confrontación interna orientada por ‘el hijo de Mario’ augura el ocaso  del fotogénico Máximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario