martes, 31 de marzo de 2015

PÉREZ CATÁN INVITA A QUERELLAR A PERIODISTAS



Máximo ignora derechos ajenos.

Otro hecho lamentable fue la conferencia de prensa que ofreció el intendente Máximo para referirse al vergonzoso episodio realizado por su funcionario Alberto Segundo, líder de una de las agrupaciones que empujan su reelección.
En la tediosa reunión Máximo invitó a sus funcionarios a querellar a los periodistas que pudieran agraviarlos.
Dijo textualmente que «si la controversia hiere el honor o la credibilidad de las personas, tienen el recurso de la vía judicial para ejercer la vindicación, para resarcirse mediante los mecanismos legalmente vigentes.
Ninguna persona, máxime ningún funcionario, debiera resolver esto mediante golpes de puño, sino simplemente ir a la Justicia. Ese es el camino correcto y el único que nosotros vamos a permitirle seguir a un funcionario cuando crea que ha sido injustamente agraviado».

                                           HABLEMOS SIN SABER

Ignora Pérez Catán que la Corte Interamericana de Derechos Humanos sancionó al Estado argentino por el caso del periodista Eduardo Kimel: le exigió que dejara sin efecto la condena en su contra, que lo indemnizara, reconociera su responsabilidad en un acto público, y lo intimó a modificar su legislación en materia de calumnias e injurias para evitar nuevas violaciones a la libertad de expresión.

El Estado nacional modificó en tal sentido el Código Penal y hoy es muy difícil para los funcionarios públicos querellar a los periodistas por opinar sobre hechos oficiales. Basta encender la tele para verificar que los periodistas en general y en particular ejercen sin censura ninguna la libertad de acusar y agraviar a su antojo a la Presidenta y a su familia, por ejemplo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario