martes, 7 de abril de 2015

Aparato electoral LATITUD 33



En diciembre de 2011 cuando Adrián Maderna juró como ministro de Familia  exigió el ingreso al gobierno de treinta y tres (33) Asesores de Gabinete, con el rango y el sueldo de Subsecretario de Estado. Y en el mismo paquete político incorporó un buen número de empleados que se distribuyeron por distintos espacios del Estado provincial.

 Así fue que con el dinero público Maderna se garantizaba fidelidades personales, aceitaba su propio aparato político electoral y comenzaba a dar forma real a su berretín de ganar la intendencia de Trelew en 2015.

Los 33 Asesores eran punteros barriales, directivos de cooperativas de trabajo, pastores evangelistas y otros rubros.

Gustavo Mac Karthy creía en 2011 que aquellos 33 Asesores que él mismo había avalado tenían la marca del Frente Peronista y que por lo tanto respondían verticalmente a sus órdenes.

El voluminoso expediente con la designación de los Asesores Subsecretarios ganó rápida fama en la administración pública y en el tránsito de una oficina a la otra se ganó el mote de Latitud 33.

             
                            “VOY A MORIR AL LADO DE MAC KARTHY”

Cuando Martín Buzzi rompió el negocio con Gustavo Mac Karthy, uno de los primeros eyectados del gabinete fue nuestro exministro. Maderna dijo entonces que se había cumplido un ciclo pero advirtió que “Es importante aclarar que uno va a seguir enmarcado dentro del espacio en el cual nací y voy a morir, que es al lado del vicegobernador Gustavo Mac Karthy y acompañando a la gestión del gobernador Martín Buzzi”, expresó. (Diario “Jornada” 16 Agosto 2013).


Maderna se fue del gobierno provincial, pero los asesores se quedaron a vivir en el gobierno de tan entusiasmados que estaban con la función; y Mosqueira, el ministro transitorio (hoy en Corfo), se hacía el distraído con los 33 a su cargo.


Hasta el día en que asumió como ministra de Familia Aracelli Di Filippo y les exigió a los subsecretarios que abandonaran los cargos. La decisión de despedir al escuadrón de funcionarios le valió a Bicha Di Filippo una persistente oposición y agresiones, disfrazadas muchas veces de reclamo  gremial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario