sábado, 25 de abril de 2015

Trelew ADRENALINA MUNICIPAL



Ocurrió hace unos días, pero vale igual.
El concejal dasnevista Juan Carlos Maldonado recibió unas cuantas trompadas por su cuerpo en la secretaría privada del intendente de Trelew Máximo Pérez Catán. El desborde se produjo luego de una fuerte discusión entre el concejal y colaboradores del gabinete del Ejecutivo. El entorno que le dicen.

El incidente marca y remarca el ambiente alterado y violento que se respira cerca del intendente.
La pelea entre “compañeros municipales” se produjo casi en simultáneo con el tremendo golpe contra la cabeza del periodista municipal Rodrigo Mansilla de parte de otro funcionario.
Maldonado había increpado a un chofer y directivo de la secretaría privada del intendente por haber maltratado a la Directora de Cultura Norma Vitores. En medio del entredicho apareció otro habitante de la Privada, ex boxeador amateur, con rango de Director y lo trompeó sin debate.
El Negro Maldonado se retiró de la Municipalidad golpeado, furioso e impotente.
Maldonado fue militante dilecto de Jorge Pitiot unos 20 años. Luego migró al dasnevismo; pertenece a la esfera política del concejal Pablito Das Neves y del jefe Mario, claro. También sabe comportarse con criterios propios. Sus agresores están vinculados al entorno de Máximo y al subgrupo que componen Abel Cheín, Carlos Arzán, Miguel Roldán y otros ejecutivos, gestores cuestionados por Mario Das Neves.
El jefe de Chubut y su Gente cree que esos últimos pueden arrastrarlo a la derrota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario