lunes, 11 de enero de 2016

MAL TRAGO



La asamblea de vecinos afectados con el tarifazo de la Cooperativa Eléctrica fue un vaso de agua salada para el intendente de Trelew Adrián Maderna quien desnudó la fragilidad de su discurso, la inexistencia de política de servicios públicos, su baja tolerancia a las críticas y la peligrosidad de la guardia suiza que lo acompaña.
Unos cuatrocientos socios de la Cooperativa se autoconvocaron el viernes para protestar por el tarifazo que aprobara el anterior Concejo Deliberante en la última sesión del período que concluyó en diciembre 2015.
Alterado por la inédita situación, tan distinta a las caminatas de campaña donde formulaba generalidades, Maderna lamentó supuestos errores en la facturación y ante los gritos de los vecinos criticó la Ordenanza que avalara en Diciembre y cuando arreciaba la protesta prometió enviar una nota al presidente Mauricio Macri para desactivar nuevos incrementos.
Cuando la asamblea ingresó en el caos invitó a ingresar al municipio para dialogar a “tres o cuatro vecinos”. Pero como una tromba ingresaron todos los que pudieron, perforando el torpe dispositivo de policías y asistentes municipales que empujaban a hombres y mujeres de trabajo.
Los que fungían de organizadores pidieron que no insultaran al jefe del gobierno de Trelew. No hubo muchas agresiones, excepto gritos aislados de “sinvergüenza”, “chamuyero”, o “dale muerto”.
En el interior del Salón Histórico colmado Maderna trató de conducir el tumulto agrediendo con injustificada violencia verbal al vecino Alberto Silvetti. Curiosamente Silvetti intentaba cederle la palabra al intendente. A esta altura de la tarde Maderna lucía una sonrisa sardónica, se emocionó de la bronca y estuvo a un paso del llanto. Para su suerte contó con la asistencia del secretario de Gobierno, Juan Castillo que trató de explicar lo que nadie quería escuchar. Es destacar la audacia del joven Castillo, máxime si tenemos en cuenta que con vocabulario de político profesional habló puras macanas.
Pasada la catarsis, convertida en hecho político estimulante para los vecinos, la reunión se diluyó, pero quedó flotando la advertencia de la ocupación de las instalaciones de la Cooperativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario