sábado, 18 de febrero de 2017

MARÍA PÍA CALCATERRA, LA SOBRINA DE MACRI

María Pía Calcaterra, sobrina de Mauricio Macri y de Angelo Calcaterra no puede viajar a España porque allí está denunciada por el gobierno por administrar una de las compañías que más evadieron impuestos: Inversora Andina Ibérica.
María Pía, hoy es directora de Recursos Humanos de la Unidad de Investigación Financiera, el organismo estatal que debe controlar a las empresas para que no evadan impuestos o laven dinero mal habido. Función que eludió, como en el caso del jefe de los servicios de inteligencia Gustavo Arribas.
Sigue más abajo un informe del sitio "nuestras voces", escrito por Gabriela Cerruti.
                                                    
María Pïa no solamente es la sobrina de Macri.
Es también la apoderada de SOCMA, la empresa del clan Macri, desde el año 2001, y de SIDECO, desde el 2005 según consta en las actas que mantiene en su archivo la Comisión Nacional de Valores. Apenas asumió el nuevo gobierno, fue nombrada a cargo de la Dirección de Recursos Humanos de la Unidad de Información Financiera para desde allí digitar el organismo: fue quien desmanteló las áreas que venían trabajando y nombró amigos en los lugares sensibles que le garanticen que, como en el caso de Gustavo Arribas, no se investiga a los miembros del gobierno y sus empresas. El cargo de Monkes Calcaterra depende directamente de un buen amigo de su tío, el ministro de modernización Andrés Ibarra.
La resolución que la nombra debió dejar claro que no se cumplían con los requisitos de la ley.  María Pía no tiene antecedentes en el poder judicial sino que es una experta en Recursos Humanos recibida en la universidad privada.
Luego de controlar y firmar todos los balances y las actas de directorio del holding durante diez años, se trasladó junto a su tío Angelo Calcaterra a IECSA cuando la familia fingió la venta de la constructora.
María Pía se acostumbró a lidiar con cuestiones judiciales desde sus inicios en SOCMA. Empezó a trabajar en el departamento legal, con un jefe y accionista llamado Víctor Composto, que terminaría condenado por estafa en 2010, en la quiebra de una empresa del Grupo.
Su siguiente jefe de Socma terminaría procesado en el escándalo del caso Siemens, que incluyó el pago de sobornos por más de 100 millones de dólares a funcionarios menemistas para quedarse con el negocio de la informatización de los DNI. Según determinó el juez Ariel Lijo en 2013, un grupo de directivos de Socma habría acordado con Siemens no impugnar la adjudicación directa concedida por Menem.
La encargada de seleccionar y capacitar a los recursos humanos UIF que deben que controlar que las empresas no evadan impuestos o laven dinero, fue denunciada el año pasado por el gobierno de España por ser la administradora de una de las compañías que más había evadido al fisco en ese país: Inversora Andina Ibérica SL figuraba allí con una deuda de 7.366.548 de euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario