miércoles, 15 de febrero de 2017

Mensaje para el ministro Mamet SE HUNDE LA INDUSTRIA TEXTIL

Esector textil está pasando por un momento de deterioro. Tras cerrar el año pasado con una caída del 25%, en el primer mes de 2017 crecieron un 79% las importaciones de indumentaria extranjera, en comparación a enero del año anterior.
Los datos surgen de la Fundación Protejer, y más allá de que se comparan con un enero de 2016 que fue muy bajo en importaciones, son cifras que mantienen encendido el temor en los empresarios del sector, teniendo en cuenta que en 12 meses ya se sufrieron 15 mil despidos, 8 mil formales y 7 informales.
Los negocios afectados por las compras externas son hilanderías, tejedurías, tintorerías y la confección, principalmente. También se suma el crecimiento del 40% en importación de confecciones para el hogar y del 18% en otros productos terminados.
Lo que más afecta a la industria textil es la compra de los tejidos de algodón, ya que dejan de trabajar las hilanderías. Como contrapartida, en hilados, las importaciones de fibras discontinuas cayeron 33% lo que demuestra que directamente está ingresando al país el tejido terminado.
Los números de importaciones del primer mes del año, preocupa a los empresarios textiles que enfrentan el combo letal de caída del consumo interno y aumento de las compras externas de productos extranjeros. Si bien para algunos funcionarios era vital abrir las importaciones, para así disciplinar los precios internos, son varios en el sector los que afirman que los productos externos no generan ahorro para el consumidor, ya que en algunos casos se terminan vendiendo aún más caros que los nacionales. Publicado por rambletamble, blog de Artemio López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario