domingo, 19 de marzo de 2017

DIETRICH VINO A VENDER HUMO

Editorial de diario 'Jornada', Trelew
La visita a Comodoro Rivadavia del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, dejó lo que ya es habitual ante cada llegada de un integrante del equipo del presidente Mauricio Macri a Chubut: mucho ruido y pocas nueces.


Dietrich, Sastre. Mercadeo político
El Gobierno nacional que eliminó los reembolsos por puertos patagónicos, que le “regaló” a los patagónicos uno de los servicios básicos que todavía no se sabe cuánto terminará costando, y que generó el mayor aumento de la desocupación en la Patagonia de las últimas décadas, sigue bajando al territorio con el pomposo “Proyecto Patagonia” y con la promesa de invertir en las provincias del sur del país unos 42 mil millones de pesos, de los cuales ya se estarían invirtiendo unos 10 mil millones, según Dietrich.

La naturalidad con la que este ministro y otros del Gobierno nacional tiran cifras sin que se le sonrojen apenas un poco los mofletes, es pasmosa. Nadie ha visto en estos quince meses de gestión macrista más que promesas, papeles firmados, reuniones técnicas y declaraciones pretenciosas.

Herencia recibida

Hasta ahora, las obras que más o menos se han comenzado a ejecutar son las que estaban lanzadas –y demoradas, por cierto- de la gestión anterior que encabezaba Cristina Fernández de Kirchner.

Sin ir más lejos, la reciente visita del titular de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, dejó una estela de promesas, algunas vinculadas al monumento a la corrupción y la desidia que parece ser la Autovía Trelew-Puerto Madryn. Pues bien, la tan mentada relicitación para terminar la traza de esa ruta, por ahora es puro humo. Mientras tanto, sigue el festival de huellones sobre los que hay que manejar y que no causan más accidentes sólo porque Dios parece tener una delegación del Cielo en el Bajo Simpson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada